Archivo de la etiqueta: inteligencia de negocio

Las cinco marcas españolas más valiosas

Mario Cantalapiedra – Economista

La consultora Interbrand ha presentado recientemente el estudioMejores Marcas Españolas 2015”, una clasificación de referencia en cuanto a valoración de marcas se refiere, que mide la evolución de las 30 más valiosas. En palabras de Nancy Villanueva, Managing Director de Interbrand Madrid, “el objetivo fundamental de este estudio es analizar cómo evolucionan las grandes marcas españolas analizando su desempeño en el entorno económico actual, así como el progreso en la gestión de sus marcas durante los dos últimos años”.

En los primeros cinco puestos de la clasificación correspondiente a 2015, se encuentran Movistar, Zara, Santander, BBVA y Bershka. Es decir, el grupo más selecto está formado por marcas vinculadas a los sectores de telecomunicaciones (Movistar), moda (Zara y Bershka) y servicios financieros (Santander y BBVA). Destacan de manera significativa el valor de dos marcas: Movistar, con 12.066 millones de euros y Zara, con un valor de 10.678 millones de euros. El sector más presente en la clasificación es el financiero con siete marcas.

Un hecho significativo, y que ha sorprendido gratamente a los responsables de Interbrand, es que 24 de las 30 marcas presentes en la clasificación han aumentado su valor. Ojalá otras marcas menos conocidas, vinculadas a pequeñas y medianas empresas, que, al fin y al cabo, componen de forma mayoritaria el tejido empresarial español, sepan seguir este camino de éxito.

Clasificación de las 5 mejores marcas españolas (2015)

Imagen1

Fuente: Elaboración propia a partir datos Interbrand 

Principales magnitudes de Telefónica (2014)

telefónicaFuente: Insight View

La mejora de los datos macro todavía no llega al taller de Juan

Mario Cantalapiedra – Economista

Termina el año y, como ya es tradicional, aprovecho para repasar contigo algunos de los contenidos tratados en el blog durante los últimos 12 meses. En este período, me he referido a cuestiones tradicionales relacionadas con las cuentas anuales o las provisiones contables, y a temas más novedosos como la inteligencia de negocio o el fenómeno fintech. Por supuesto, también he hablado de morosidad. Las seis entradas siguientes son ejemplos de estos temas:

  • Las cuentas anuales que han de presentar las empresas en el Registro Mercantil deben ser formuladas atendiendo a una serie de requisitos, los cuales fueron repasados al comienzo de año.
  • La necesidad de aplicar soluciones innovadoras parece alcanzar también al mundo de la gestión del riesgo de crédito comercial. Compartir información entre las distintas áreas de la empresa para lograr una mejor gestión de los clientes, resulta más sencillo si se utilizan las nuevas herramientas de inteligencia de negocio, a las que me referí en marzo.
  • España se ha sumado este año a los países que regulan la financiación participativa a través de plataformas de Internet o crowdfunding, aunque eso sí, únicamente en la modalidad de inversión en la que se percibe un rendimiento dinerario por los fondos aportados.
  • Precisamente el crowdfunding se une a otros negocios financieros de reciente aparición, basados en la utilización de las nuevas tecnologías, para configurar el fenómeno fintech. A mitad de año me preguntaba cómo podría reaccionar la banca tradicional ante estos nuevos competidores.
  • Puesto que las provisiones contables son elementos que pueden distorsionar el resultado de una empresa, es importante que al analizar una compañía externamente, se traten de conocer los criterios seguidos al dotarlas.
  • Y, cómo te decía, en el blog también he hablado de morosidad. En este sentido, las noticias no son buenas y los plazos de pago entre empresas siguen estando muy alejados de los 60 días que marca la legislación vigente. Pasan los años y en este ámbito no hay mejora.

Te preguntarás a qué hace referencia el título de este post. Pues bueno, resume un poco mi sensación con respecto la situación económica al finalizar el año. Los datos macros han mejorado, eso es innegable, pero todavía cuesta que esa mejora llegue a nuestras pymes (al taller de Juan). Precisamente este titular ha sido elegido como uno de los ganadores del concurso #TitularTwecos, organizado en Twitter por @creditoycaucion, y para el que inicialmente fue pensado. Por lo que se ve, alguno más por ahí comparte mi visión actual.

twitter

Solo me queda desearte felices fiestas y lo mejor para 2016.

 

Los apoderados de la empresa en la gestión del riesgo de crédito comercial

Mario Cantalapiedra – Economista

Es habitual que los administradores de una sociedad, a efectos de facilitar su operativa, nombren apoderados para que puedan actuar en nombre de la empresa a través de los denominados poderes notariales. Piensa que, nombrando apoderados, la sociedad se garantiza la posibilidad de realizar determinados actos, como puede ser, por ejemplo, el ingreso de un cheque en una cuenta bancaria o la firma de un contrato de venta, sin necesidad de que los administradores estén presentes.

Estos poderes notariales son documentos públicos, autorizados por un notario, en los que se deben especificar las atribuciones y la capacidad de actuación del apoderado. Éste, para que los actos en los que participe en representación de la empresa surtan efecto, deberá acreditar su cualidad de apoderado mediante la exhibición de la copia autorizada del poder que le habrá entregado la empresa. Por ejemplo, en el caso del ingreso de un cheque, se deberá mostrar ante el banco la copia del poder, antes de efectuarlo. Es importante señalar que el poder notarial tiene carácter unilateral, es decir, la empresa, a través de sus administradores, otorga a una persona la facultad de representarle sin que para ello necesite su autorización, o que dicha persona esté presente ante el notario en el momento del otorgamiento. Lógicamente los poderes se basan en la confianza de la empresa hacia la persona que le va a representar, y en el deseo de ésta de hacerlo.

El tema de la confianza no es menor y de ahí que la representación por parte del apoderado se pueda realizar de forma solidaria (independiente) o mancomunada (conjunta), en unión de uno o varios administradores o apoderados. Es decir, si el apoderado es solidario bastará con su única firma para representar a la empresa, mientras que si es mancomunado tendrá que firmar con otro u otros representantes legales. En cuanto a la inscripción de los poderes en el Registro Mercantil, será necesaria si se desean inscribir en él los actos o contratos que otorguen los apoderados.

En el análisis del riesgo de crédito comercial que se realice sobre una sociedad interesará conocer sus apoderados, así como las vinculaciones que puedan existir con otras sociedades a través de ellos. Los informes comerciales y, sobre todo, las nuevas herramientas de inteligencia de negocio, que permiten conocer tanto los apoderados vigentes de una empresa como aquellos otros que en algún momento lo fueron, facilitan esta labor.

Un quinquenio perdido en la mejora de los plazos de pago en España

Mario Cantalapiedra – Economista

Esta semana se ha presentado una nueva edición del “Estudio sobre la Evolución de los Plazos de Pago en España”, elaborado por las compañías Iberinform y Crédito y Caución en el marco del Observatorio de Riesgo de Crédito del IE Business School. El Estudio está basado en los datos de 79.936 empresas privadas españolas con cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil en 2014. Por un lado, se ha recurrido a los datos de balances presentados en formatos normal y mixto (en el cual se presentan los modelos de balance y memoria normal y de cuenta de pérdidas y ganancias abreviada), que contienen la información necesaria para el cálculo de los plazos de pago. Por otro lado, se han tenido en cuenta los modelos abreviado y pymes, estimando, a través de cálculos validados por el Observatorio, valores medios imprescindibles para obtener los plazos de pago. Como novedad hay que señalar que, para la toma de datos, se ha utilizado la herramienta de inteligencia de negocio Insight View de Iberinform.

La mala noticia es la confirmación, una vez más, de que los plazos de pago entre empresas en España siguen muy alejados de los 60 días que marca la legislación contra la morosidad vigente. De este modo, el plazo medio es de 94 días, inclusive más elevado del que existía en el año de 2010, en el que se hizo una importante reforma de la legislación contra la morosidad a través de la Ley 15/2010, de 5 de julio, que, por lo que se ve, no ha tenido mucho éxito.

Si se analizan los datos por tamaño, las grandes empresas siguen siendo las que más tarde pagan, con 114 días de media. Como bien comentó Marta Nodal, de Crédito y Caución, en la presentación de los datos: “las grandes empresas, que tienen la capacidad de bajar plazos, no tienen la voluntad de hacerlo, mientras que las pequeñas, que sí tienen la voluntad, no tienen la capacidad”.

Plazos medios de pago por tamaño de empresa (Datos en días)

Plazos

Fuente: Observatorio de Riesgo de Crédito del IE Business School.

El preconcurso de acreedores de Abengoa y las pymes afectadas

Mario Cantalapiedra – Economista

Ayer saltaba la noticia de que la multinacional española de ingeniería y energías renovables Abengoa, había comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su intención de solicitar el preconcurso de acreedores, al amparo del artículo 5 bis de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

Por este artículo, Abengoa lo que hace es poner en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso, que ha iniciado negociaciones con los acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio en los términos previstos en dicha Ley.

Desde que Abengoa presente dicha comunicación, no podrán iniciarse ejecuciones judiciales o extrajudiciales de los bienes o derechos que resulten necesarios para la continuidad de su actividad empresarial. Por tanto, lo que hace con la comunicación al juzgado es blindarse ante sus acreedores. Esta situación de protección continuará hasta que se produzca alguna de las siguientes circunstancias:

  • Se formalice el acuerdo de refinanciación.
  • Se dicte la providencia admitiendo a trámite la solicitud de homologación judicial del acuerdo de refinanciación.
  • Se adopte el acuerdo extrajudicial de pagos.
  • Se hayan obtenido las adhesiones necesarias para la admisión a trámite de una propuesta anticipada de convenio.
  • Tenga lugar la declaración de concurso.

No obstante, Abengoa tiene un límite temporal para negociar con sus acreedores en la situación de preconcurso. En concreto, cuenta con tres meses, desde que presente la comunicación al juzgado, para alcanzar un acuerdo de refinanciación, un acuerdo extrajudicial de pagos o las adhesiones necesarias para la admisión a trámite de una propuesta anticipada de convenio. Una vez que finalice este período, tiene otro mes más para solicitar la declaración de concurso.

De no conseguirse el acuerdo, y tal como han informado distintos medios de comunicación, nos enfrentamos al mayor concurso de acreedores de la historia de España, con un pasivo total que supera los 27.000 millones de euros. En un momento en que el número de concursos se venían reduciendo de manera progresiva en nuestro país, es muy mala noticia. Yo que en su día sufrí muy de cerca la suspensión de pagos de Huarte, estoy pensando, más allá de las entidades financieras que se pueden ver afectadas y de las que todo el mundo habla, en las pymes a las que puede arrastrar el concurso de Abengoa.

Evolución de las principales magnitudes del Grupo Abengoa

Abengoa11

Fuente: Insight View

Si no puedo controlar a diario el B.O.E perderé derechos y dinero en el concurso de acreedores de mis deudores

Hace años, antes de que operase la reforma de la Ley Concursal instrumentada mediante la Ley 38/2011, si uno de nuestros clientes se declaraba en concurso de acreedores recibíamos la comunicación de la existencia del procedimiento concursal del Administrador del Concurso, comenzando a partir de ese momento a contar el plazo para comunicar nuestro crédito.

Desde la citada reforma se modificaron los artículos 23, 85 y 21 de la Ley Concursal de tal manera que el plazo para comunicar un crédito comienza desde el día en que se publica en el B.O.E. el auto admitiendo a trámite el concurso e, igualmente, comienza a computarse desde dicha publicación oficial el plazo para solicitar a la Agencia Tributaria la devolución del I.V.A. de las facturas que resultaron impagadas por la concursada.

Algunos Administradores Concursales, desde dicha reforma, ni siquiera envían la comunicación del inicio del concurso a los acreedores. Otros lo hacen pero cuando recibimos la carta de la Administración concursal ya se ha consumido en todo o en parte nuestro plazo de 1 mes para comunicar nuestro crédito en el procedimiento concursal.

Esto, como he tenido la oportunidad de comprobar con varios clientes, genera una serie de graves problemas para nuestra empresa que son:

1-      Si se nos pasa el plazo para comunicar el crédito corremos el riesgo de que el mismo no sea reconocido en el concurso o de que lo sea pero con el carácter de crédito subordinado, los últimos en cobrar en la prelación de cobros de la Ley Concursal.

2-      Si se nos pasa el plazo para reclamar la devolución del I.V.A. de las facturas que han resultado impagadas no tendremos otra oportunidad, perderemos el importe del I.V.A que hemos adelantado y que hoy por hoy asciende a un 21% de la factura, una quinta parte de nuestro crédito que dejamos de recuperar sólo por no haber controlado el B.O.E.

Sin embargo, el evitar los dos riesgos hasta ahora descritos genera un tercer problema a nuestra empresa, tener que controlar a diario el B.O.E. sobre todos y cada uno de nuestros clientes para verificar si han sido declarados o no en concurso de acreedores lo que, en empresas de gran envergadura, supondría contratar a un número considerable de personas sólo para desempeñar esta ardua tarea, debido al gran número de clientes que verificar cada mañana.

Ciertamente roza un poco en lo absurdo que sea una obligación del acreedor de la concursada, ya suficientemente perjudicado por la declaración en concurso, el tener que controlar a diario si alguno de sus clientes entra en concurso de acreedores pero, absurdo o no, así es en la cruda realidad.

El consejo que normalmente doy a mis clientes al respecto consiste en contratar herramientas informáticas de inteligencia de negocio con alertas enfocadas a la gestión del riesgo de crédito, hay algunas muy buenas y que cada mañana nos dan toda la información y novedades que atañen a todos y cada uno de nuestros clientes, incluyendo en esa información la aparición o no en el B.O.E. de su declaración de concurso, evitando con ello que perdamos la inclusión de nuestro crédito o el derecho a recuperar el I.V.A. adelantado en su momento.

                                                                                                    Fdo: Gonzalo Quiroga Sardi

Responsable Comisión Morosidad ASSET

                                                                                                      Socio AGM ABOGADOS

INSIGHTCABECERA

La inteligencia de negocio gana terreno como herramienta para gestionar el riesgo de crédito

Mario Cantalapiedra – Economista

Los datos aportados por el Octavo Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, confirman que los informes comerciales siguen siendo las herramientas de gestión de riesgo de crédito preferidas por las empresas españolas. A continuación se recurre al seguro de crédito y los ratings internos (calificaciones predictivas sobre el riesgo de los clientes que se realizan desde la propia empresa), aunque lo que destaca en el estudio es el crecimiento de la utilización de herramientas de business intelligence (inteligencia de negocio), que hasta hace poco tiempo parecían reservadas solamente a las grandes empresas. La tecnología ha permitido un importante avance en la aparición y utilización generalizada de estas herramientas, las cuales permiten gestionar aspectos tales como el seguimiento de los clientes o sectores, la comparación de la empresa con sus principales competidores, la valoración de los problemas de liquidez y solvencia de los clientes, la investigación del potencial de compra de los posibles clientes, la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio, el análisis de la evolución de la propia empresa con respecto al sector donde se ubica o la observación de la situación de los proveedores clave. A pesar de ello, también llama la atención que el 11 por ciento de los encuestados no utilice ninguna herramienta de gestión de riesgo de crédito.

En cuanto a la aplicación de intereses de demora se refiere, solamente un ocho por ciento de los encuestados declara aplicarlos siempre, a pesar del reconocimiento explícito que de ellos hace la legislación contra la morosidad. Un 41 por ciento declara aplicarlos a veces, mientras que más de la mitad de los encuestados, el 51 por ciento, nunca los aplica. Realmente el acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, a menos que el deudor pueda probar que no es responsable del retraso. Esto es lo que dice la teoría, pero en la práctica “cuesta” mucho solicitar el pago de estos intereses a los clientes morosos.

Una pregunta habitual en las diferentes oleadas del estudio es la que hace referencia a la conveniencia de desarrollar un reglamento sancionador, que penalice los incumplimientos de la legislación contra la morosidad. En esta ocasión un 74 por ciento de los encuestados se muestra favorable a que dicho reglamento se desarrolle.

Tres visiones unificadas para gestionar el principal activo de una empresa

Mario Cantalapiedra – Economista

El principal activo que tiene una empresa son sus clientes, de hecho se podría decir que sin clientes, no hay empresa. Pues bien, a la hora de gestionar este activo fundamental, las empresas lo suelen hacer desde distintas áreas funcionales, utilizando tanto aplicaciones informáticas como fuentes de información que son distintas. De este modo, pueden encontrarse en una empresa hasta tres grandes áreas que se relacionan con el ciclo de vida del cliente:

  1. El área de marketing y comercial, centrada en la búsqueda de nuevos clientes.
  2. El área financiera, que pone su interés en analizar financieramente a los clientes.
  3. El área de gestión del riesgo comercial, que trata de reducir el riesgo de impago y la morosidad.

En principio, entendida toda empresa como una coalición de intereses, los objetivos de las tres áreas anteriores deben ser convergentes y llevar a decisiones únicas sobre los clientes. No obstante, el hecho de que se utilicen herramientas informáticas y datos distintos suele complicar el proceso de decisión. Precisamente esta problemática es la que trata de resolver Insight View, herramienta que acaba de ser presentada por Iberinform, que incluye tres módulos diseñados de modo específico para atender las necesidades de cada una de las áreas que acabo de comentar, pero con la característica fundamental de compartir la información entre ellas para lograr una mejor gestión de los clientes. De este modo, su módulo de marketing permite realizar una segmentación “inteligente” de los clientes para evitar dirigirse a empresas con alto riesgo de impago; su módulo de finanzas contiene toda la información financiera de las empresas y la posibilidad de realizar comparativas, seguimientos y distintos análisis; y su módulo de riesgos se orienta a reducir el riego de impago y la morosidad, permitiendo fijar límites de riesgo personalizados y realizar un seguimiento de la deuda viva. Y estos tres módulos comparten la información entre sí permitiendo tener una visión unificada del cliente.

Si las pymes, a las que se dirige Insight View, tienen un cierto número de clientes, resulta imposible hacer un seguimiento exhaustivo de todos ellos sin dedicar un volumen importante de recursos. Este tipo de soluciones, de lo que viene a denominarse business intelligence, permiten a las pymes conocer mejor la situación de sus clientes y gestionar el riesgo de impago de manera más ágil, sencilla e intuitiva. Mediante Insight View, las pymes podrán buscar clientes potenciales de calidad, analizar y gestionar sus clientes y establecer mecanismos de gestión del riesgo y de impago como lo hacen las grandes empresas. En esta herramienta encontrarán la información financiera y comercial de las empresas actualizada, más la posibilidad de interrelacionarla con su propia información de facturación. Además podrán analizar dichas empresas categorizando su relación con ellas no solamente como clientes sino también como proveedores o competidores.

¿Estamos infoxicados?

Ignacio Jiménez – Iberinform

Normalmente, el deterioro de la capacidad de pago de un cliente se produce de forma gradual y genera señales de alerta que hay que saber interpretar.  El problema es que esta información puede aparecer de múltiples fuentes de información, pero no siempre las tenemos localizadas y hacemos un adecuado seguimiento de ellas.

Tener poca información genera riesgos innecesarios, pero tener demasiada o mal estructurada solo lleva a lainfoxicación” (intoxicación de información) y puede producir riegos igualmente importantes. Por ese motivo es conveniente apoyarse en herramientas de Inteligencia de Negocio (Business Intelligence) que nos permitan tener una visión más global de nuestra cartera de clientes.  En un contexto como el actual, ser capaces de identificar la información relevante, en el momento que la necesitamos, es clave para la toma de decisiones de negocio adecuadas.

  • La información interna es rica y actualizada y además no tiene coste, pero debemos gestionar su falta de estructuración y la subjetividad que arrastra.
  • La información externa ayudará a valorar el contexto en el que se encuentra la empresa, pero no tiene estructura ni es fácil de tratar de forma sistemática.
  • La información pública suele ser  muy rica y objetiva, pero aparece de forma muy dispersa y es difícil de aprovechar si no es tratada previamente.

Sólo una adecuada combinación de las distintas fuentes de información evitará que nos “infoxiquemos” y podamos tomar decisiones basadas en la información más completa y actualizada.

 

Infoxicados 

Infoxicados

 

 

FinanceInsight from FinanceInsight on Vimeo.

Iberinform, Una plataforma para prevenir y gestionar el riesgo de impago

Iberinform, compañía del Grupo Crédito y Caución especializada en el tratamiento y elaboración de información comercial y financiera, así como bases de datos de marketing, quería ofrecer a sus clientes una valoración de empresas que aportase valor añadido a sus informes: ratings de solvencia, rentabilidad y morosidad basados en un modelo predictivo que se actualizase en cada consulta online.

Iberinform es una compañía del Grupo Crédito y Caución especializada en el tratamiento y elaboración de información comercial y financiera, así como bases de
datos de marketing. Sus informes financieros, prejudiciales e internacionales y
sus valoraciones de empresas y análisis sectoriales, ayudan a las empresas a tomar mejores decisiones de negocio y a gestionar sus riesgos con clientes y proveedores. Es el único proveedor del mercado que cuenta con una red propia de informadores que completan y actualizan la información proveniente de las fuentes públicas mediante entrevistas presenciales, realizando una media de 740.000 informes investigados al año. Proporciona, asimismo, bases de datos de marketing y un servicio de registros, que facilita un acceso rápido y cómodo a los registros de la propiedad, mercantiles y de tráfico.

Aportar valor para la toma de mejores decisiones de riesgo
En un entorno económico como el actual, con una brusca desaceleración de la actividad económica y un fuerte aumento de la morosidad, las empresas necesitan disponer de información actualizada que les permita tomar mejores decisiones de negocio. Los análisis internos que lleva a cabo Iberinform anticipaban, hace más de dos años, que la situación económica estaba cambiando, por lo que decidieron adelantarse y ofrecer a sus clientes una valoración de empresas que aportase valor añadido a sus informes: ratings de solvencia, rentabilidad y morosidad basados en un modelo predictivo que incorporase nuevas variables y que se actualizase en cada consulta on line.

A diferencia de otros competidores, Iberinform no solo agrega información de distintas fuentes sino que contrasta e interpreta la información pública mediante entrevistas, lo que convierte el dato en conocimiento y ayuda a los clientes de Iberinform a tomar mejores decisiones de riesgo empresariales. El reto consistía en analizar cantidades ingentes de información de diferentes fuentes, convertir millones y millones de datos en conocimiento y además, ser capaces de ofrecer una valoración on line.

Business Intelligence en estado puro
Cuando Iberinform decide mejorar sus valoraciones y ofrecer a sus clientes un producto que transformase sus datos en conocimiento de una forma fácilmente comprensible para cualquier tipo de usuario, se enfrenta a un complejo pero apasionante proyecto de Business Intelligence. “El mayor desafío del proyecto residía en la capacidad de gestión y análisis de la ingente cantidad de datos que teníamos almacenados, de los más de 30 años de información histórica, y que se incrementaban diariamente. En Iberinform éramos conscientes de que solo podíamos confiar en un proveedor de Business Intelligence (BI) con la experiencia y conocimiento de SAS”, afirma Andrés Ohlsson, Director General de Iberinform.

Se inicia así el proyecto de Business Intelligence, para el que Iberinform cuenta con la completa solución end to end de SAS que integra la plataforma tecnológica de SAS para el tratamiento de la información y reporting, la plataforma analítica SAS para el análisis de la información, y las soluciones SAS de inteligencia aplicada a riesgos para el análisis y construcción de métricas predictivas de riesgos (ratings de rentabilidad, solvencia y morosidad). “De nuestra plataforma de Business Intelligence, SAS® Enterprise Intelligence Platform, valoramos muy positivamente su robustez y capacidad de almacenaje, que da respuesta a todas nuestras necesidades desde el punto de vista de gestión, análisis estadístico avanzado y elaboración de informes a partir de la gran cobertura de datos con la que trabajamos. Estamos hablando de un enorme volumen de datos, con información histórica relativa a los casi 4,5 millones de agentes económicos que hemos recogido durante nuestros 30 años de historia. Además, debemos tener en cuenta que esta información se actualiza prácticamente cada segundo, lo que da una idea del tamaño de nuestra base de datos” afirma Beatriz Rivero, Responsable de Fuentes de Información de Iberinform.

Construir un modelo robusto
En Iberinform siempre se tuvo claro que se enfrentaban a un proyecto complejo pero apasionante, que les permitiría ofrecer al mercado los estándares de calidad y exigencia de su matriz Crédito y Caución. De hecho, en la definición y desarrollo del proyecto, además de los equipos técnicos de Iberinform, también se implicó el área tecnológica de Crédito y Caución y el equipo de consultoría de SAS. “Teníamos claro que había que superar a la competencia, se esperaba mucho de nosotros y necesitábamos ofrecer al mercado un mejor producto con el mismo rigor que Crédito y Caución” afirma Andrés Ohlsson.

Desde el principio, el proyecto ha sido considerado un “ser vivo” que tenía que adaptarse a un entorno muy cambiante. De esta forma, a medida que se avanzaba en su definición y en los análisis de la rica información histórica sobre la que se partía, fueron detectándose nuevas necesidades que hicieron que el modelo sufriera numerosos ajustes.“Hemos dedicado muchos recursos a la implantación del proyecto porque queríamos estar seguros de que los cimientos fuesen sólidos y de que el modelo estuviera bien construido, por eso no nos importó replantearnos el enfoque y modificar todo aquello que consideramos necesario” reconoce Beatriz Rivero. Durante la fase de construcción del modelo Iberinform se dio cuenta de que los datos anticipaban un claro cambio de ciclo económico y decidió replantear el modelo para lograr el mayor rigor posible; “Ofrecemos el único modelo de consumo abierto que se ha hecho íntegramente con información que ya se veía afectada por la crisis. Estamos convencidos de que replantear el modelo para anticiparnos a un cambio de ciclo fue todo un acierto. Hay información que nadie está utilizando en sus modelos actuales y que sólo nosotros estamos ofreciendo a nuestros clientes”, añade Ignacio Jimenez, Director Comercial de Iberinform.

Una herramienta que facilita el trabajo diario
La plataforma de SAS se nutre de fuentes de datos muy diversas y con formatos muy distintos, incluso se alimenta de datos no estructurados, como por ejemplo, la información almacenada en PDF. Dicha información se transforma en información estructurada y es explotada también para convertirla en conocimiento útil para la toma de decisiones de riesgo o de negocio. “La potencia de SAS es sorprendente. Solo hay que tener en cuenta que en nuestro almacén de datos guardamos la vida económica, judicial, mercantil y aquella información que puede afectar a la capacidad
crediticia de todas las empresas españolas.” declara Beatriz Rivero.

“Ahora, cada vez que nuestros clientes acceden a www.iberinform.es para consultar un informe, los ratings se actualizan de forma instantánea. Eso significa que con cada consulta, la solución  de SAS debe actualizar el modelo, y en cuestión de segundos recalificarlo y ver cómo las nuevas variables afectan a los resultados. Dado que se trata de un informe on line, la rapidez en la obtención de la respuesta es fundamental. SAS es capaz de analizar millones de datos en cuestión de segundos”, añade Andrés Ohlsson. Beatriz Rivero reconoce que, a nivel de usuario
interno, la herramienta es muy amigable, y fácil de utilizar, ya que es muy intuitiva, rápida y visual.

Las características propias de las soluciones analíticas y de riesgos de SAS facilitaron acometer el proyecto, ya que incorporan metodologías y experiencias de modelización que permiten su integración. Desde Iberinform se destaca la capacidad de la herramienta para combinar miles de tablas de distinta procedencia, incluir filtros, extraer datos, valorarlos, etc, tareas que antes se realizaban manualmente y que ahora se hacen con un simple click de ratón. “Con SAS hemos automatizado tareas que antes realizábamos manualmente, con lo que hemos ahorrado tiempo y ganado en precisión. Ahora nuestros analistas pueden invertir su tiempo en tareas de mayor valor añadido, como es la interpretación de los resultados en función de su conocimiento del mercado. Nosotros disponemos de lo más importante, los datos más actualizados y completos del mercado, y SAS y nuestros analistas se encargan del resto.” explica Andrés Ohlsson.

“En nuestro mercado el tiempo de respuesta, la calidad y cómo se presenta la información es clave. Ahora estamos seguros de que podemos dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes en el plazo y con la precisión que se espera de nosotros” concluye Ohlsson.

Un modelo en constante evolución
Sobre sus planes de futuro, desde la Dirección General de Iberinform se afirma: “Somos conscientes de que para mantenernos líderes y continuar trabajando con el modelo más vanguardista y completo del mercado necesitamos convertir la investigación en la base de nuestro trabajo y mantener nuestro modelo en constante evolución. La calidad, precisión y ajuste a la realidad de nuestro trabajo continuará siendo el máximo objetivo de Iberinform en los próximos años”.

Iberinform

Reto:
Gestionar y analizar en cuestión de segundos cantidades ingentes de información de diferentes fuentes, convirtiendo millones de datos en conocimiento y siendo capaces además, de ofrecer una valoración de riesgo online
Solución:
SAS® Enterprise Intelligence Platform
Beneficios:
Ofrecer a sus clientes información comercial y financiera de calidad, actualizada al instante y en un formato comprensible por todos sobre casi 4.5 millones de agentes económicos

Con cada consulta, la solución de SAS debe actualizar el modelo, y en cuestión de segundos recalificarlo y ver cómo las nuevas variables afectan a los resultados. Dado que se trata de un informe on line, la rapidez en la obtención de la respuesta es fundamental. SAS es capaz de analizar millones de datos en cuestión de segundos

—Andrés Ohlsson

Director General de Iberinform

De nuestra plataforma de Business Intelligence, SAS® Enterprise Intelligence Platform, valoramos muy positivamente la robustez y capacidad de almacenaje de la Solución, que da respuesta a todas nuestras necesidades desde el punto de vista de gestión, análisis estadístico avanzado y elaboración de informes a partir de la gran cobertura de datos con la que trabajamos

Leer artículos anteriores: Pág. Anterior 1 2