Archivo de la etiqueta: intereses de demora

Tipo legal de interés de demora para el primer semestre de 2019

Mario Cantalapiedra – Economista

Mediante Resolución de 19 de diciembre de 2018, de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales durante el primer semestre natural del año 2019 sea del 8,00 por 100. Este tipo se forma sumando ocho puntos porcentuales al tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate.

La última operación principal de financiación del Banco Central Europeo en el segundo semestre de 2018 ha tenido lugar el 18 de diciembre a un tipo de interés del 0 por 100. Por tanto, y a los efectos de lo previsto en el artículo 7 de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el 8,00 por 100 será el tipo de interés de demora a aplicar por defecto en el caso de morosidad en el pago de las facturas, siempre que no se haya pactado otro distinto en el contrato firmado con el deudor. Este porcentaje del 8,00 por 100 se mantiene invariado desde el segundo semestre de 2016.

Los intereses de demora surgen automáticamente si no se paga en el plazo pactado o legalmente establecido sin necesidad de aviso ni requerimiento previo. El acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso.

Imagen1

Tipo legal de interés de demora para el segundo semestre de 2018

Mario Cantalapiedra – Economista

Mediante Resolución de 27 de junio de 2018, de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales durante el segundo semestre natural del año 2018 sea del 8,00 por 100. Este tipo se forma sumando ocho puntos porcentuales al tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate.

La última operación principal de financiación del Banco Central Europeo en el primer semestre de 2018 tuvo lugar el pasado 26 de junio a un tipo de interés del 0 por 100. Por tanto, y a los efectos de lo previsto en el artículo 7 de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el 8,00 por 100 será el tipo de interés de demora a aplicar por defecto en el caso de morosidad en el pago de las facturas, siempre que no se haya pactado otro distinto en el contrato firmado con el deudor. Este porcentaje del 8,00 por 100 se mantiene invariado desde el segundo semestre de 2016.

Los intereses de demora surgen automáticamente si no se paga en el plazo pactado o legalmente establecido sin necesidad de aviso ni requerimiento previo. El acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso.

1

Tipo legal de interés de demora para el primer semestre de 2018

Mario Cantalapiedra – Economista

Mediante Resolución de 21 de diciembre de 2017, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales durante el primer semestre natural del año 2018 sea del 8,00 por 100. Este tipo se forma sumando ocho puntos porcentuales al tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate.

En este caso, la última operación principal de financiación del Banco Central Europeo en el segundo semestre de 2017 tuvo lugar el pasado 19 de diciembre a un tipo de interés del 0 por 100. Por tanto, y a los efectos de lo previsto en el artículo 7 de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el 8,00 por 100 será el tipo de interés de demora a aplicar por defecto en el caso de morosidad en el pago de las facturas, siempre que no se haya pactado otro distinto en el contrato firmado con el deudor. Como puedes ver en el gráfico adjunto este porcentaje del 8,00 por 100 se mantiene invariado desde el segundo semestre de 2016.

Los intereses de demora surgen automáticamente si no se paga en el plazo pactado o legalmente establecido sin necesidad de aviso ni requerimiento previo. El acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso.

1

Tipo legal de interés de demora para el segundo semestre de 2017

Mario Cantalapiedra – Economista

Mediante Resolución de 27 de junio de 2017, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales durante el segundo semestre natural del año 2017 sea del 8,00 por 100. Este tipo se forma sumando ocho puntos porcentuales al tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate.

En este caso, la última operación principal de financiación del Banco Central Europeo en el primer semestre de 2017 ha tenido lugar el martes 27 de junio a un tipo de interés del 0 por 100. Por tanto, y a los efectos de lo previsto en el artículo 7 de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el 8,00 por 100 será el tipo de interés de demora a aplicar por defecto en el caso de morosidad en el pago de las facturas, siempre que no se haya pactado otro distinto en el contrato firmado con el deudor. Como puedes ver en el gráfico adjunto este porcentaje del 8,00 por 100 se mantiene invariado desde el segundo semestre de 2016.

Los intereses de demora surgen automáticamente si no se paga en el plazo pactado o legalmente establecido sin necesidad de aviso ni requerimiento previo. El acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso.

1

Tipo legal de interés de demora para el primer semestre de 2017

Mario Cantalapiedra – Economista

Mediante Resolución de 27 de diciembre de 2016, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales durante el primer semestre natural del año 2017 sea del 8,00 por 100. Este tipo se forma sumando ocho puntos porcentuales al tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate.

En este caso, la última operación principal de financiación del Banco Central Europeo en el segundo semestre de 2016, ha tenido lugar el 27 de diciembre a un tipo de interés del 0 por 100. Por tanto, y a los efectos de lo previsto en el artículo 7 de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el 8,00 por 100 será el tipo de interés de demora a aplicar por defecto en el caso de morosidad en el pago de las facturas, siempre que no se haya pactado otro distinto en el contrato firmado con el deudor. Como puedes ver en el gráfico adjunto se mantiene invariado el porcentaje del semestre anterior.

Los intereses de demora surgen automáticamente si no se paga en el plazo pactado o legalmente establecido sin necesidad de aviso ni requerimiento previo. El acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso.

tipo

Tipo legal de interés de demora para el segundo semestre de 2016

Mario Cantalapiedra – Economista

Mediante Resolución de 28 de junio de 2016, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales durante el segundo semestre natural del año 2016 sea del 8,00 por 100. Este tipo se forma sumando ocho puntos porcentuales al tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate.

En este caso, la última operación principal de financiación del Banco Central Europeo en el primer semestre de 2016, ha tenido lugar el 28 de junio a un tipo de interés del 0 por 100. Por tanto, y a los efectos de lo previsto en el artículo 7 de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el 8,00 por 100 será el tipo de interés de demora a aplicar por defecto en el caso de morosidad en el pago de las facturas, siempre que no se haya pactado otro distinto en el contrato firmado con el deudor.

Los intereses de demora surgen automáticamente si no se paga en el plazo pactado o legalmente establecido sin necesidad de aviso ni requerimiento previo. El acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso.

Imagen3

Los intereses de demora en los planes de pago a proveedores del Gobierno

Mario Cantalapiedra – Economista

Según los resultados del Quinto Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España sólo el 13 por ciento de las empresas llegan a aplicar siempre los intereses de demora que les reconoce la legislación vigente ante la morosidad de sus clientes. El 43 por ciento de las empresas reconocen que los aplican a veces, siendo muy alta la cifra de empresas que manifiestan no aplicarlos nunca, en concreto el 44 por ciento del total.

Te recuerdo que la vigente Ley 3/2004 contra la morosidad en su artículo 5 contempla el derecho a reclamar intereses de demora, del siguiente modo: ‘El obligado al pago de la deuda dineraria surgida como contraprestación en operaciones comerciales incurrirá en mora y deberá pagar el interés pactado en el contrato o el fijado por esta Ley automáticamente por el mero incumplimiento del pago en el plazo pactado o legalmente establecido, sin necesidad de aviso de vencimiento ni intimación alguna por parte del acreedor’.

Actualmente y salvo que en el contrato se pacte otro distinto, el tipo legal de interés de demora a aplicar es nada menos que del 8,75 por ciento. No obstante, muchas empresas tienen miedo a reclamar estos intereses a un cliente moroso. Aunque tengan derecho a ellos, piensan que reclamarlos puede suponer perder al cliente, el cual puede llegar a sentirse ‘molesto’ con la petición. A esto tampoco ayuda que sea la propia Administración Pública a través de los planes de pago a proveedores de entidades locales y comunidades autónomas, la que obligue a que los proveedores que quieran adherirse a los mismos renuncien al cobro de los intereses de demora a los que tuvieran derecho. Si lo pensamos fríamente, a los ayuntamientos y comunidades autónomas españoles, con esta medida, la financiación extra que ha significado dilatar el pago a sus proveedores le ha salido ‘gratis’. Ya he manifestado anteriormente en el blog que estos planes han supuesto un deshago importante para los problemas de liquidez de muchas empresas y que son algo positivo, pero eso no evita mi desacuerdo con la obligación de renunciar a los intereses de demora devengados que conllevan. Piensa que de haberse reconocido también su pago y no sólo del nominal de las facturas, además de respetarse un derecho legal, serviría para extender el ejemplo entre el sector privado.

Los post más interesantes publicados en gestoresderiesgo.com durante 2010

Estamos a punto de dejar atrás un año complicado para los profesionales de la gestión del riesgo y es hora de hacer balance, por lo que hemos hecho un resumen de los posts que más interés han suscitado y que ayudan a entender que ha pasado en el año 2010.

Legislación

Morosidad

Utilidades

Varios

 

Gracias a vuestra participación este blog se ha convertido en el principal referente en temas gestión de riesgos y morosidad en castellano,  y nos gustaría animaros a que sigáis sugiriendo y aportando comentarios que nos ayuden a encontrar las claves para gestionar el complejo entorno en el que nos vamos mover durante el 2011.

Esperamos que entre todos consigamos un año menos complicado que este que dejamos atrás y aprovechamos para recordar que en estos momentos  también existen muchas oportunidades para aquellos que saben verlas.

El equipo de gestiona el blog os desea que nunca os falte un sueño por el que luchar, algo que aprender, un proyecto que realizar, un lugar a donde ir, y alguien a quien querer…

Los intereses de demora previstos en la Ley 3/2004

Mario Cantalapiedra – Economista

La Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, prevé el cobro de intereses de demora en el caso de que se superen los plazos de pago previstos. Estos plazos pueden ser, si existe un contrato firmado, los que acuerden libremente las partes (regla general), y en el supuesto de que no exista relación contractual, a los 30 días de la recepción de la factura por el deudor (regla legal subsidiaria).

interes demora01
interes demora01

El acreedor tendrá derecho a cobrar intereses de demora cuando haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales, y no hay recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso, surgiendo de forma automática sin necesidad de aviso ni requerimiento. El tipo de interés de demora a aplicar es publicado semestralmente en el BOE para los seis meses siguiente a su fijación, y su cálculo se basa en el último interés publicado por el BCE para sus operaciones principales de financiación antes del primer día del semestre natural que se trate, al cual se añaden 7 puntos. El 1 de enero se ha publicado el tipo que debe aplicarse durante el primer semestre de 2010, que se cifra en el 8%. En el cuadro podemos ver la evolución sufrida por dicho índice desde el inicio de 2007.

Evidentemente estos intereses de demora resultan tan elevados que deberían surtir un efecto disuasorio en el deudor moroso. No obstante, muchas empresas no se atreven a aplicarlos, ni siquiera a comentarlos a sus clientes por la posición dominante de éstos en la relación comercial; el miedo a perder el comprador y que éste se traslade a la competencia siempre existe, si se le “aprieta” con estos temas, aunque se tenga derecho a ellos. En cualquier caso, mi recomendación personal es tratar de recoger en los contratos que se firmen con el cliente una cláusula referente al cobro de intereses de demora si se produce el retraso en el pago de las facturas, y según la cobertura legal prevista; un “aviso a navegantes” a tiempo puede evitarnos algún disgusto serio.

Otros artúculos de interés de Mario Cantalapiedra

¿Compruebas las liquidaciones bancarias?

La utilidad del BORME en el análisis de riesgo