Archivo de la etiqueta: inversión

Un “marketplace” para que inversores en “crowdfunding” puedan acudir en busca de liquidez

Mario Cantalapiedra – Economista

Una de las mayores preocupaciones que tienen los inversores que acuden a financiar proyectos empresariales a través de plataformas de crowdfunding (crowdinvesting o crowdlending), es la de poder vender su inversión, en un momento dado, y lograr liquidez. Algo que preocupa especialmente a los que invierten en acciones o participaciones de empresas a través del crowdinvesting.

A este respecto, conviene repasar el documento sobre preguntas y respuestas dirigidas a empresas fintech publicado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el cual se recuerda que la Ley 5/2015 no contempla la posibilidad de que las plataformas de financiación participativa (PFP) puedan establecer sitios virtuales (marketplaces) a modo de mercado secundario, donde inversores puedan comprar y vender obligaciones, acciones, participaciones o préstamos adquiridos previamente a través de ellas. No obstante, lo que sí contempla esta Ley en su artículo 52.1 es la posibilidad de que las plataformas habiliten canales de comunicación a distancia para que usuarios, inversores y promotores puedan ponerse en contacto entre sí antes, durante o después de que se haya financiado un proyecto. En base a lo anterior y con el fin de favorecer la liquidez de la inversión, la CNMV considera que en las webs de las PFP podrán existir marketplaces, a los que los inversores acudan en búsqueda de dicha liquidez, siempre que se respeten las siguientes particularidades:

 

  • No reúnan las características de un mercado secundario.
  • Consistan únicamente en la publicación de anuncios de inversores que deseen expresar su intención de vender la inversión que realizaron en algún proyecto publicado en la plataforma.
  • En los anuncios no aparezca el precio de la oferta.
  • Se advierta expresamente que el papel de la PFP únicamente es el de facilitar la comunicación entre inversores (potenciales vendedores) y usuarios (potenciales compradores).
  • La PFP anuncie de forma destacada que el contacto entre inversores y la posible formalización de la compraventa se realizará al margen de ella y sin su intervención, y con arreglo a la normativa general que afecte a la transmisibilidad del instrumento que haya sido utilizado para la financiación (acciones, préstamos, etcétera).
  • Los posibles interesados entren en contacto directo con el oferente y lleguen a un acuerdo de forma bilateral.
  • El oferente ponga a disposición del posible comprador la información disponible del promotor o, al menos, le facilite su búsqueda.

El debate sobre libertad y control en internet y las “criptomonedas”

Mario Cantalapiedra – Economista

El debate entre la libertad y el control en internet alcanza también al mundo financiero con un interés creciente sobre las denominadas criptomonedas y las ofertas iniciales de criptomonedas o ICOs (Initial Coin Offering).

Las criptomonedas son monedas digitales que no están respaldadas por ningún banco central u organismo público, aunque se presentan como alternativa al dinero de curso legal (el bitcoin sería el ejemplo más claro). Por su parte, las ICOs pueden referirse tanto a la propia emisión de criptomonedas como a la de derechos, generalmente denominados tokens (vales), que se venden a cambio de criptomonedas o de divisas oficiales como, por ejemplo, euros. Estos tokens pueden otorgar participación en los futuros ingresos o aumento de valor de una entidad o negocio (security tokens) o dar derecho acceder a un servicio o recibir un producto (utility tokens).

bitcoin-3137150_1920

A primera vista parece que invertir en este tipo de activos es algo complejo y no apto para todos los públicos. Así lo piensan también la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España (BdE), que acaban de emitir un comunicado conjunto en el que realizan las cinco advertencias siguientes:

1. Espacio no regulado

Las criptomonedas y los actores implicados en su comercialización directa no están regulados en la Unión Europea. Aquel que las adquiera o mantenga no se beneficiará de las garantías y salvaguardias asociadas a los productos financieros regulados. Asimismo los tokens emitidos en una ICO o los productos financieros referenciados a criptomonedas podrían no estar sujetos a regulación.

2. Problemas derivados del carácter transfronterizo del fenómeno

En muchas ocasiones los actores implicados en la emisión, custodia y comercialización de criptomonedas no se encuentran localizados en España, de tal modo que la resolución de cualquier conflicto puede quedar fuera del ámbito competencial de las autoridades españolas, estando sujeto al marco normativo del país en cuestión.

3. Elevado riesgo de pérdida del capital invertido

Son inversiones altamente especulativas. Por otro lado, su fuerte dependencia de tecnologías poco consolidadas no excluye la posibilidad de fallos operativos y amenazas cibernéticas que podrían suponer la indisponibilidad temporal o incluso la pérdida total de las cantidades invertidas. No están protegidas por fondos de garantía como los que aseguran el efectivo o los valores depositados en entidades de crédito y empresas de servicio de inversión.

4. Problemas de iliquidez y volatilidad extrema

La ausencia de mercados equiparables a los regulados puede dificultar la venta de las criptomonedas o de los tokens. Puede que no existan opciones en el momento deseado para convertirlos en moneda convencional. Y cuando se puedan vender, es muy posible que exista falta de transparencia en relación a las comisiones aplicables. Los organismos supervisores también destacan las fuertes oscilaciones que suele sufrir su precio sin causa objetiva aparente.

5. Información inadecuada

En el caso de las ICOs, la información que se pone a disposición de los inversores no suele estar auditada y normalmente es incompleta. Por regla general, se enfatizan los beneficios potenciales, minimizándose los riesgos. El lenguaje utilizado suele ser muy técnico y poco claro, por lo que no es sencillo conocer los riesgos de la inversión.

Desde luego, sin negar la posibilidad real de invertir en estos activos, recomiendo que se tenga mucha cautela al hacerlo, respetando aquello de “no invertir en lo que no se entiende”.

Foto: TheDigitalArtist

Un nuevo canal de distribución de fondos de inversión en España

Mario Cantalapiedra – Economista

Los fondos de inversión son instituciones de inversión colectiva que agrupan las aportaciones de sus partícipes, los suscriptores del fondo, con la finalidad de constituir un patrimonio lo suficientemente grande para invertir en mejores condiciones, quedando su administración reservada a una sociedad gestora. Habitualmente los inversores suelen acceden a los fondos de inversión a través de los bancos con los que trabajan, aunque también pueden hacerlo acudiendo a las propias sociedades gestoras o a comercializadoras de fondos.

En este sentido, el Grupo Bolsas y Mercados Españoles (BME), operador de todos los mercados de valores y sistemas financieros de España, ha creado un nuevo canal de distribución de fondos denominado BME Fondos, el cual se prevé entre en funcionamiento el próximo 27 de junio. Esta plataforma de negociación estará abierta a todo tipo de fondos de inversión, tanto nacionales como internacionales, siempre que estén registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los objetivos que se persiguen con BME Fondos son los siguientes:

 

  • Creación de un nuevo canal de distribución independiente de fondos de inversión poniendo al alcance de la comunidad inversora una nueva vía de acceso a los mismos.
  • Aportar visibilidad a la oferta de instituciones de inversión colectiva registradas en la CNMV.
  • Aprovechar la experiencia de BME en la negociación de instrumentos de inversión colectiva tales como los ETFs (fondos de inversión cotizados cuyas participaciones se negocian y liquidan exactamente igual que las acciones) y las SICAVs (sociedades de inversión de capital variable que también son una figura de inversión colectiva con el objeto exclusivo de la adquisición, tenencia, administración en general y enajenación de valores mobiliarios y otros activos financieros), haciendo extensiva dicha experiencia a los fondos de inversión.
  • Ampliar la red de comercialización para las sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva (SGIIC).
  • Ampliar la oferta de fondos de inversión para los suscriptores.
  • Utilizar los medios que BME ponga a disposición de los fondos de inversión que coticen para la difusión de la información correspondiente.
  • Anotación de participaciones de fondos de inversión en las cuentas de valores de los inversores como un activo más dentro de las mismas.

 

Un inversor que desee suscribir (o reembolsar) participaciones de fondos de inversión a través de BME Fondos deberá canalizar la correspondiente orden a través de un intermediario financiero que sea miembro del mercado. Las operaciones se realizarán en un nuevo segmento específico de negociación en el MAB (Mercado Alternativo Bursátil), donde ya existe un segmento similar con las SICAVs.

Un nuevo entorno para facilitar la inversión privada en “startups”

Mario Cantalapiedra – Economista

El Entorno Pre Mercado (EpM) es un nuevo proyecto desarrollado conjuntamente por la Bolsa de Valores de Valencia (Grupo Bolsas Mercados Españoles –BME-) y la Asociación Nacional de Business Angels, Big Ban Angels, para que empresas de reciente creación (startups) puedan acceder a nuevos inversores y conocer el funcionamiento del mercado bursátil, potenciando su acceso a la inversión privada.

El EpM pretende facilitar tanto un espacio virtual (web) como físico en la propia Bolsa de Valencia que permitan:

  • Dar visibilidad a las empresas incorporadas.
  • Permitir a inversores cualificados (socios de Big Ban Angels o inversores clasificados como tal por entidades bancarias o entidades de servicios de inversión), acceder a la información de las empresas que se incorporan.
  • Conectar empresas e inversores mediante la organización de jornadas específicas como el Investor’s Day, cuya primera convocatoria está prevista para el próximo mes de mayo en una jornada abierta en la Bolsa de Valencia, o el Transaction Day, los cuales permitan el conocimiento de las empresas y el acceso a la inversión directa.
  • Formar a profesionales, empresas e inversores en mercados de capitales (secundarios oficiales y alternativos).
  • Mostrar los avances de las empresas en el cumplimiento de los requerimientos normativos de acceso y permanencia en los mercados, obligaciones de información y gobierno corporativo.

 

Las compañías para poder incorporarse al EpM deberan reunir los siguientes requisitos:

  • Ser sociedades españolas anónimas o de responsabilidad limitada, con capital totalmente desembolsado y sin restricciones de transmisibilidad de sus acciones o participaciones sociales.
  • Tener una antigüedad mínima de dos años.
  • Tener cuentas anuales de los dos ejercicios previos auditadas.
  • Presentar un plan de negocio con previsiones y estimaciones para los próximos tres años.
  • Tener unas necesidades de financiación entre 500.000 y 2.000.000 de euros o estar en situación avanzada para acceder a los mercados.
  • Presentar una solicitud de incorporación que sea aprobada por parte del Comité de Dirección y Supervisión del EpM, formado por representantes de Big Ban Angels y de Bolsa de Valencia.

 

Según una reciente nota de prensa de BME un total de 30 startups se han interesado por formar parte de este EpM. Entre los sectores a los que pertenecen dichas empresas destacan fintech, biotech, apps, logística, ingeniería industrial, energías renovables, reciclaje, incubadoras y telemedicina. La selección de empresas ha comenzado el 11 de abril con el objetivo de arrancar el EpM el mes de mayo. Habrá que estar atentos a la evolución de esta iniciativa que, en cualquier caso, parece interesante.

Decálogo de la CNMV para evitar caer en las redes de un chiringuito financiero

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sigue empeñada en su lucha contra los llamados chiringuitos financieros, es decir, contra aquellas entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para ello, y que suelen tratar de apropiarse del dinero de sus clientes haciéndoles creer que lo colocan en inversiones de alta rentabilidad. Esta misma semana el organismo supervisor ha publicado una nota de prensa con 10 consejos para evitar los chiringuitos financieros, los cuales por su interés y utilidad te resumo a continuación:

 

  1. Verifica que la entidad inversora está autorizada por la CNMV y que no ha sido objeto de advertencia por parte de este supervisor oficial o por otros.
  2. Recuerda que los chiringuitos son peligros e intentan engañar, por lo que tu actitud ante una propuesta de inversión recibida ha de ser activa. Pregunta sobre las características del servicio y de la inversión y obtén información por escrito.
  3. Desconfía de alarmas y técnicas que frecuentemente utilizan estas empresas, como, por ejemplo, las llamadas o correos inesperados, la urgencia en la inversión, los esquemas piramidales en los que te solicitan que captes otros clientes o la presión psicológica que ejercen para que adoptes una decisión de inversión inmediata. Inclusive la CNMV recuerda que se ha de desconfiar de aquellas empresas que la mencionen o utilicen su logo en sus practicas de comercialización, ya que ella nunca invita a realizar una inversión.
  4. Extrema el cuidado con internet y con las redes sociales. No hay que dejarse engañar ni por la sofisticación que muestran algunas páginas web ni por la aparente afinidad de determinados contactos en redes sociales.
  5. Desconfía de las inversiones que te prometen alta rentabilidad sin riesgo y de los productos complejos. Recuerda lo que ya debería ser un clásico en materia de inversión: “No inviertas en lo que no comprendes”.
  6. Presta atención a comisiones y gastos.
  7. Asegúrate de que los productos de inversion ofrecidos realmente existen y contrasta la información sobre la cotización de los valores que te quieran vender.
  8. Desconfía si no te piden información, ya que cualquier intermediario financiero autorizado ha de asegurarse que sus recomendaciones son las más adecuadas en base a tu perfil, para lo cual te preguntará sobre conocimientos y experiencia previos, situación financiera u objetivos de inversión.
  9. Si no logras recuperar el dinero invertido, no continues realizando aportaciones y presenta una denuncia.
  10. Pon en conocimiento de la CNMV cualquier incidente sospechoso de fraude y denuncia lo ocurrido en la Policía o el Juzgado correspondiente.

Seis datos fundamentales antes de invertir en un fondo de inversión

Mario Cantalapiedra – Economista

Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las entidades que comercializan en España fondos de inversión, es decir, instituciones de inversión colectiva que invierten de forma conjunta las aportaciones realizadas por un número variable de inversores, están obligadas a entregar a los mismos una copia del Documento de datos fundamentales para el inversor (DFI) antes de que efectúen su inversión.

El DFI tiene una extensión máxima de dos páginas (ampliable a tres en el caso de fondos estructurados, más complejos y arriesgados), y en él se recoge toda la información necesaria y relevante para que el inversor pueda decidir o no la compra del fondo. Es analizado y registrado por la CNMV en el momento de la creación del fondo, siendo un extracto del folleto completo, el cual incluye además un anexo de su reglamento de gestión, así como los últimos informes de carácter trimestral y anual.

En concreto, el DFI incluye los seis apartados siguientes:

 

  1. Datos identificativos

Denominación, código ISIN (International Securities Identification Number; código de 12 caracteres alfanuméricos utilizado para identificar los valores mobiliarios a nivel internacional), número de registro en la propia CNMV e identificación de la gestora administradora del fondo.

 

  1. Objetivos y política de inversión

Descripción detallada de la estrategia (en qué invierte y cómo invierte). En este apartado se incluyen la categoría del fondo (monetario, renta fija, renta variable, etcétera), la política de inversión, los objetivos de gestión (si tiene o no un índice de referencia) y el valor liquidativo aplicable en caso de suscripción o reembolso.

 

  1. Perfil de riesgo y remuneración

Relación entre rendimiento y riesgo a nivel potencial en una escala que va del 1 al 7. Un fondo incluido en la categoría 1, tendrá el menor rendimiento/riesgo potencial, mientras que si se incluye en la 7, tendrá el mayor. No obstante, como señala la CNMV, un fondo incluido en la categoría 1 no significa que tenga riesgo cero.

 

  1. Gastos corrientes y comisiones

Indicador de los gastos corrientes como media de los gastos totales que soporta el fondo, así como relación de comisiones que asume el partícipe de forma directa (suscripción, reembolso, etcétera).

 

  1. Rentabilidad histórica

Representación gráfica (diagrama de barras) de la rentabilidad anual obtenida por el fondo a lo largo de 10 años o de una simulación si la antigüedad es menor. Aquí ya sabes aquello de que “rentabilidades pasadas no garantizan futuras”.

 

  1. Información práctica

Datos sobre la entidad depositaria del fondo encargada de custodiarlo y controlar la actuación de la gestora, inversión mínima inicial, fiscalidad y dónde consultar otra información.

 

 

 

 

 

.

 

Debilidades en las prácticas comerciales de las entidades de crédito

Mario Cantalapiedra – Economista

El pasado mes de septiembre me hacía eco en el blog de la iniciativa emprendida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), de utilizar expertos independientes para valorar las prácticas de comercialización de instrumentos financieros por parte de las entidades de crédito (mystery shoppers o clientes misteriosos), en base a la facultad que le concede la Ley 5/2015 de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Pues bien, recientemente la CNMV ha publicado los resultados de esta primera prueba piloto, cuya actuación se ha realizado entre los meses de septiembre a noviembre de 2016, dirigiéndose a una muestra representativa de entidades que aglutinan en torno al 50 por ciento de las sucursales. En total se han realizado 450 visitas simuladas por 179 clientes misteriosos en 20 grandes poblaciones distribuidas por todo el territorio nacional. En ninguno de los casos se llegó a completar la compra del producto financiero. Lo interesante del tema es destacar debilidades que se han encontrado en las prácticas comerciales de las entidades de crédito.

En primer lugar, resulta habitual que el personal de las entidades formule verbalmente recomendaciones implícitas que los clientes perciben como asesoramiento, destacando productos concretos y haciendo alusión a las circunstancias personales del cliente. Es decir, se presta un servicio de asesoramiento en materia de inversión sin que el cliente lo advierta con claridad y sin que la entidad lo clasifique o reconozca como tal y, en consecuencia, aplique las reglas correspondientes.

En segundo lugar, existe una gran concentración de la oferta de productos en fondos de inversión, lo cual resulta comprensible según la propia CNMV en función del contexto actual del mercado. Aproximadamente en el 90 por ciento de las visitas la oferta inicial incluyó estos fondos. A este respecto, se destaca que con frecuencia las entidades entregan fichas comerciales que recogen de forma imprecisa o incorrecta información relevante del Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (DFI), que anteriormente se denominaba “folleto simplificado”. Este Documento, el cual debe entregarse al inversor antes de que suscriba el fondo, recoge toda la información necesaria y relevante para que tome una decisión sobre la conveniencia o no de suscribirlo. La CNMV también destaca que la totalidad de fondos de inversión ofrecidos a los clientes misteriosos fueron fondos gestionados por el propio grupo al que pertenece la entidad de crédito.

En tercer lugar, se ha detectado una insuficiente información verbal con respecto a los costes asociados a los productos financieros (comisiones, gastos, etcétera). Del mismo modo, se considera que con frecuencia se resaltan las ventajas de los mismos pero no sus riesgos, lo que supone una presentación poco equilibrada.

Comentar que la CNMV considera esta experiencia piloto positiva por lo que su intención es seguir utilizando la herramienta de los clientes misteriosos en el futuro, algo que se debería tener muy presente desde las entidades de crédito.

10 consejos a la hora de invertir

Mario Cantalapiedra – Economista

Dentro del marco del Plan de Educación Financiera emprendido por el Gobierno español, que persigue mejorar la cultura financiera de la ciudadanía, existe una web denominada finanzasparatodos.es en la que se pueden encontrar consejos prácticos y herramientas para planificar el ahorro y la economía personal. Detrás de este proyecto están los supervisores públicos, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España. Entre los datos que aparecen en la web me gustaría comentar una serie de reglas básicas que pretenden ayudar a los inversores no profesionales y cuya divulgación considero de gran utilidad si queremos evitar los errores del pasado reciente. De forma resumida, se habla de los siguientes 10 consejos a la hora de invertir:

  1. “Conocer bien los objetivos financieros y la tolerancia al riesgo para poder elegir inversiones con un nivel de riesgo, rentabilidad y plazo adecuados a nuestro perfil”. Algo muy importante que se comenta y que yo no me canso de repetir es “nunca invertir en productos que no se entiendan”.
  2. “Buscar consejo profesional para la toma de decisiones de inversión, recordando que la responsabilidad final es del inversor. Mantener contacto con el intermediario y determinar el alcance de sus responsabilidades y libertad de actuar, así como su estilo y filosofía”.
  3. “Solamente destinar a la inversión el excedente entre ingresos y gastos comunes. Eliminar primero las deudas por la que se pagan altos intereses y sanear la situación financiera actual, antes de tomar decisiones de inversión”. Seguro que alguna vez has oído el caso de alguien que ha invertido el dinero destinado al pago de la hipoteca en Bolsa esperando obtener una ganancia rápida y luego no ha tenido suficiente dinero ni para afrontar la cuota.
  4. “Invertir para el largo plazo. Los mercados suben y bajan, pero a largo plazo suele haber más subidas que bajadas”. Lo cierto es que la especulación en los mercados parece destinada a perfiles muy profesionales o que tengan claro el riesgo que se asume.
  5. Diversificar, diversificar, diversificar”. Se repite hasta tres veces en la web, luego debe ser importante… de hecho, lo es. Una estrategia de diversificación lleva a disminuir el riesgo de cualquier inversión.
  6. “Mantener una mezcla de inversiones con distintos horizontes temporales para poder atender a distintas necesidades a medida que se presenten”.
  7. “Comparar bien las tarifas y comisiones de cada entidad”.
  8. “Empezar a invertir antes que después. De todos los factores que afectan a la acumulación de capital por inversión: cantidad inicial invertida, cantidad de las aportaciones, rentabilidad y tiempo que se mantiene la inversión, el más importante es el factor tiempo”.
  9. “Evitar las modas y los gurús de turno, así como la toma de decisiones emotivas. No perseguir los éxitos de ayer. Las rentabilidades históricas no son ninguna garantía de rentabilidad futura. Nadie sabe lo que harán los mercados. La disciplina y paciencia son rasgos importantes para el pequeño inversor, mientras que el miedo y la avaricia son sus enemigos”.
  10. “Si alguien ofrece una inversión ‘demasiado buena para ser verdad’ lo más probable es que no sea verdad. Nunca confiar en desconocidos que ofrezcan consejos no solicitados sobre inversiones y recordar que no existe rentabilidad sin riesgo”. Aquí se alerta sobre los chiringuitos financieros sobre los que ya me he referido en alguna ocasión.

En el siguiente enlace puedes consultar el texto completo de los 10 consejos.

Los “mystery shoppers” de la CNMV vigilan a la banca

Mario Cantalapiedra – Economista

La Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial supuso, entre otros aspectos, reforzar las competencias supervisoras que se atribuyen a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tratando de mejorar su mandato de velar por la transparencia de los mercados de valores, la correcta formación de los precios en los mismos y la protección de los inversores, para lo cual la dotó de nuevas herramientas.

Entre ellas destaca la posibilidad de utilizar expertos independientes que valoren las prácticas de comercialización de instrumentos financieros por parte de las entidades de crédito, lo que técnicamente se conoce como “mystery shoppers” (compradores misteriosos), es decir, personas que aparentando ser clientes normales lo que realmente hacen es evaluar el proceso de comercialización de un bien o un servicio por parte de una empresa, emitiendo posteriormente un informe. La Ley 5/2015 introdujo esta herramienta modificando la Ley del Mercado de Valores:

En particular, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, para valorar el grado de cumplimiento de las normas que afectan a los mercados de valores por las entidades supervisadas y, en especial, sobre las prácticas de comercialización de instrumentos financieros, podrá solicitar la colaboración de expertos mediante la emisión de informes. Para la elaboración de estos informes, los expertos designados así como sus empleados podrán actuar de forma anónima, sin revelar su actuación por cuenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores”.

El pasado 16 de septiembre el diario económico Cinco Días informaba que el equipo de expertos independientes “ya recorre las sucursales españolas”, por lo que la herramienta prevista por la Ley 5/2015 se está utilizando. Según cita este diario “el primer objetivo es detectar irregularidades en aquellos (productos financieros) que se venden en avalancha a particulares, especialmente instrumentos complejos y fondos de inversión”.

He tenido la curiosidad de realizar una encuesta a través de mi perfil en Twitter para ver qué opinión se tiene sobre esta medida. El resultado final (teniendo en cuenta lo poco científico que es el método utilizado) deja claro que es bien recibida. No obstante, parece triste que haya que controlar si los bancos cumplen los preceptos a los que vienen obligados cuando comercializan productos financieros, sobre todo si recordamos episodios que están muy recientes como, por ejemplo, las malas prácticas bancarias en la comercialización de participaciones preferentes.

imagen1

Cinco canales de contacto que utilizan los chiringuitos financieros

Mario Cantalapiedra – Economista

Los canales de contacto que utilizan los chiringuitos financieros para acceder a sus potenciales clientes, en principio, no son diferentes a los que pueda utilizar cualquier entidad autorizada para prestar servicios de inversión. Las diferencias suelen aparecer en la manera en que utilizan dichos canales, el tipo de mensajes que transmiten y la actitud general que presentan para el logro de sus objetivos. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recuerda cuáles son estos canales y cómo son utilizados por los chiringuitos financieros:

1. Llamadas telefónicas

Es uno de los métodos preferidos por los chiringuitos mediante el que pueden ejercer ciertas técnicas de presión psicológica sobre sus posibles clientes. Las llamadas son inesperadas y no responden a una solicitud previa de información. Esta técnica de contacto también es utilizada por entidades autorizadas, pero con dos diferencias fundamentales: obtienen legalmente los datos telefónicos de los clientes (algo que no suelen hacer los chiringuitos), y aceptan sus respuestas negativas a las ofertas planteadas (los chiringuitos no se conforman e insisten).

2. Correo

Los chiringuitos financieros cuidan mucho sus cartas y materiales publicitarios, muy “trabajados” desde el punto de vista del marketing. Utilizan lujosos folletos en los que presentan inversiones sofisticadas y muy prometedoras, solicitando a los posibles clientes que contacten con ellos mediante el relleno de un cupón, llamándoles por teléfono o visitando sus webs.

3. Correo electrónico

El envío indiscriminado por correo electrónico de ofertas comerciales no solicitadas, fenómeno conocido como spam, es muy utilizado por los chiringuitos. Es frecuente que la lista de destinatarios de estos correos sea obtenida de forma ilícita, vulnerando la normativa sobre protección de datos personales. Normalmente una empresa “seria” no utiliza técnicas de spam para llegar a su público objetivo, puesto que son prácticas que invaden la privacidad del consumidor. En este sentido, la normativa vigente establece que las comunicaciones comerciales deben identificarse como tales y prohíbe su envío por correo electrónico salvo que hubieran sido previamente solicitadas o expresamente autorizadas por el destinatario.

4. Anuncios

Estas empresas también suelen recurrir a la publicidad en periódicos, revistas o televisión para ofrecer sus inversiones de alta rentabilidad y poco riesgo.

5. Referencias personales

Quizás este sea el canal de contacto más efectivo para los chiringuitos, que se aprovechan de que las personas solemos tomar decisiones de inversión en base a las recomendaciones que recibimos de nuestros conocidos o familiares. En base a ello, llegan a pagar grandes beneficios a sus primeros clientes, los cuales confían en su gestión y lo divulgan entre sus círculos cercanos, lo que les proporciona nuevos clientes. Los primeros inversores al principio obtendrán rendimiento, después todo serán pérdidas, de tal modo que cuando la entidad haya conseguido la suficiente masa crítica no responderá a las solicitudes de reintegro del capital y desaparecerá con todo el dinero aportado, realizando una estafa piramidal en toda regla.

 

 

 

 

 

Leer artículos anteriores: 1 2 Pág. Siguiente