Archivo de la etiqueta: riesgos

La calificación del riesgo de la empresa en el documento “Información Financiera-PYME”

Mario Cantalapiedra – Economista

A partir de octubre de 2016, las entidades de crédito y los establecimientos financieros de crédito deberán incorporar en el documento “Información Financiera-Pyme”, que entregarán a sus clientes pymes o autónomos, cuando estos se lo pidan, o la entidad decida cancelar o reducir el flujo de financiación con ellos, una calificación de su riesgo, aplicando una metodología determinada, la cual se explica en la Circular 6/2016, del Banco de España.

Esta calificación del riesgo se realizará teniendo en cuenta la situación financiera del acreditado, así como una serie de variables cualitativas y conductuales. La evaluación de la situación financiera se efectuará a través de un análisis de ratios a partir de los estados financieros de la empresa (en el caso de trabajadores autónomos, que no dispongan de estos, se deberá utilizar la información fiscal o patrimonial disponible). Las variables cualitativas se refieren a elementos tales como la antigüedad del acreditado como cliente de la entidad, la antigüedad de su negocio o el sector económico en el que opera. Por último, las variables conductuales hacen referencia a la evolución del comportamiento del acreditado en sus relaciones contractuales con la entidad financiera, debiendo tener en cuenta aspectos tales como la existencia de posiciones vencidas, la frecuencia y recurrencia de impagos, incluyendo las alertas de inscripción del acreditado en registros de impagados tales como RAI o ASNEF, los descubiertos y excedidos en cuenta o los datos procedentes de la CIRBE.

El resultado de la evaluación deberá permitir a la entidad financiera clasificar el riesgo de la pyme o el autónomo en alguna de las categorías siguientes:

Riesgo bajo

Un acreditado obtendrá esta calificación cuando del análisis de su situación financiera, del conocimiento que se disponga de él, de su negocio o de la actividad que desarrolle, y del análisis de su comportamiento en relación con la entidad se concluya que tiene una capacidad adecuada para hacer frente a sus compromisos financieros.

Riesgo medio-bajo

Un acreditado obtendrá esta calificación cuando del análisis de su situación financiera, del conocimiento que se disponga de él, de su negocio o de la actividad que desarrolle, y del análisis de su comportamiento en relación con la entidad se concluya que existe alguna incertidumbre no especialmente significativa sobre su capacidad para hacer frente a sus compromisos financieros.

Riesgo medio-alto

Un acreditado obtendrá esta calificación cuando del análisis de su situación financiera, del conocimiento que se disponga de él, de su negocio o de la actividad que desarrolle, y del análisis de su comportamiento en relación con la entidad se concluya que existen incertidumbres significativas sobre su capacidad para hacer frente a sus compromisos financieros.

Riesgo alto

Un acreditado obtendrá esta calificación cuando del análisis de su situación financiera, del conocimiento que se disponga de él, de su negocio o de la actividad que desarrolle, y del análisis de su comportamiento en relación con la entidad se concluya que existen serias dudas de que vaya a ser capaz de hacer frente a sus compromisos financieros.

No disponible

Un acreditado obtendrá esta calificación cuando no se haya podido disponer de información suficiente para aplicar la metodología de calificación del riesgo.

¿Qué datos deberá contener el documento “Información Financiera-PYME”?

Mario Cantalapiedra – Economista

La Circular 6/2016, de 30 de junio, del Banco de España, con entrada en vigor el próximo 11 de octubre, especifica el siguiente contenido mínimo del documento “Información Financiera-PYME”, que las entidades de crédito y los establecimientos financieros de crédito deberán facilitar a sus clientes pymes y autónomos, cuando estos se lo pidan, o la entidad decida cancelar o reducir el flujo de financiación que mantiene con ellos:

1. Declaraciones a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE)

La CIRBE es una base de datos gestionada por el Banco de España que recoge los riesgos que las entidades financieras tienen con sus clientes personas físicas o jurídicas. En este caso, el documento deberá incluir las cuatro últimas declaraciones mensuales de datos a efectuadas a la misma, relativas a los clientes acreditados, así como las correspondientes al final de cada trimestre natural de los últimos cinco años anteriores a la fecha de notificación (cuando el documento se genere porque la entidad financiera tenga intención de no prorrogar o extinguir el flujo de financiación o de disminuirlo en una cuantía igual o superior al 35 por ciento) o a la fecha de solicitud (cuando el documento se genere por petición de la pyme o del autónomo).

2. Datos comunicados a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito

El documento “Información Financiera-PYME” también deberá incluir los datos de las pymes y autónomos acreditados comunicados por las entidades financieras a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito que sigan constando en los registros de tales empresas en las mencionadas fechas de notificación o de solicitud.

3. Historial crediticio

El documento incluirá el historial crediticio del acreditado referido a los cinco años anteriores a la fecha de notificación o de solicitud, el cual incluirá los siguientes datos:

  • Relación de los créditos históricos y vigentes, y de los importes pendientes de amortización.
  • Relación cronológica de las obligaciones impagadas con sus detalles o, en su defecto, declaración expresa de que el acreditado ha cumplido íntegramente con sus obligaciones.
  • Estado de la situación actual de impagos.
  • Relación de los concursos de acreedores, acuerdos de refinanciación o extrajudiciales de pagos, embargos, procedimientos de ejecución y otras incidencias judiciales relacionadas con la empresa acreditada en los que sea parte la entidad financiera.
  • Relación de los contratos de seguros vinculados al flujo de financiación.

4. Extracto de los movimientos realizados durante el último año en los contratos de flujo de financiación con el acreditado

5. Calificación del riesgo del acreditado

Finalmente las entidades deberán incluir una evaluación de la calidad crediticia de las pymes y los autónomos a los que financian, realizada de manera estandarizada y comparable. El resultado de la evaluación deberá permitir clasificar el riesgo del acreditado dentro de una de las siguientes categorías: riesgo bajo, riesgo medio-bajo, riesgo medio-alto, riesgo alto o no disponible.

El Banco de España regula el documento “Información Financiera-PYME”

Mario Cantalapiedra – Economista

Entre los objetivos con los que nació la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial está el de hacer más flexible y accesible la financiación bancaria a pymes y autónomos. En dicha Ley se reconoce como uno de los principales obstáculos para lograrlo, se encuentra en la asimetría informativa a la que se enfrentan las entidades de crédito cuando conceden financiación a pymes y autónomos, lo que complica y encarece la valoración de su riesgo. Es decir, la entidad que concede financiación no tiene información suficiente sobre el uso que dará la empresa deudora al dinero que le presta. Esta asimetría informativa aumenta el tipo de interés del dinero que se cobra por el dinero que se presta, pudiendo llegar a motivar la denegación de la financiación. Precisamente para mitigar dicha asimetría informativa, la Ley 5/2015 establece que cuando las entidades de crédito decidan cancelar o reducir el flujo de financiación a sus clientes que sean pymes o autónomos, además de informarles con un preaviso de tres meses, les hagan entrega de un documento denominado “Información Financiera-PYME”, que ha de recoger datos sobre su situación financiera e historial de pagos, entre ellos su calificación de riesgo de crédito, correspondiendo al Banco de España (BdE) especificar el modelo y la metodología a utilizar.

Pues bien, se acaba de publicar en el BOE del 11 de julio de 2016, la Circular 6/2016, de 30 de junio, del Banco de España, a las entidades de crédito y a los establecimientos financieros de crédito, por la que se determinan el contenido y el formato del documento “Información Financiera-PYME” y se especifica la metodología de calificación del riesgo previstos en la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, estructurada en los tres capítulos siguientes:

  • En el capítulo I se establece el objeto y ámbito de aplicación, que incluye a las entidades de crédito y también a los establecimientos financieros de crédito.
  • En el capítulo II se regula el contenido mínimo del documento “Información Financiera-PYME”, el cual abarca desde las declaraciones a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) hasta la calificación del riesgo, incluyendo un exhaustivo historial crediticio, los datos comunicados a empresas que presten servicios de información sobre la solvencia patrimonial y el crédito, y los extractos de movimientos del último año.
  • Finalmente, el capítulo III establece una metodología cuyo fin esencial es la estandarización de la calificación del riesgo que deberán otorgar las entidades a pymes y autónomos.

La entrada en vigor de esta circular se producirá el próximo 11 de octubre de 2016.

Cinco canales de contacto que utilizan los chiringuitos financieros

Mario Cantalapiedra – Economista

Los canales de contacto que utilizan los chiringuitos financieros para acceder a sus potenciales clientes, en principio, no son diferentes a los que pueda utilizar cualquier entidad autorizada para prestar servicios de inversión. Las diferencias suelen aparecer en la manera en que utilizan dichos canales, el tipo de mensajes que transmiten y la actitud general que presentan para el logro de sus objetivos. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recuerda cuáles son estos canales y cómo son utilizados por los chiringuitos financieros:

1. Llamadas telefónicas

Es uno de los métodos preferidos por los chiringuitos mediante el que pueden ejercer ciertas técnicas de presión psicológica sobre sus posibles clientes. Las llamadas son inesperadas y no responden a una solicitud previa de información. Esta técnica de contacto también es utilizada por entidades autorizadas, pero con dos diferencias fundamentales: obtienen legalmente los datos telefónicos de los clientes (algo que no suelen hacer los chiringuitos), y aceptan sus respuestas negativas a las ofertas planteadas (los chiringuitos no se conforman e insisten).

2. Correo

Los chiringuitos financieros cuidan mucho sus cartas y materiales publicitarios, muy “trabajados” desde el punto de vista del marketing. Utilizan lujosos folletos en los que presentan inversiones sofisticadas y muy prometedoras, solicitando a los posibles clientes que contacten con ellos mediante el relleno de un cupón, llamándoles por teléfono o visitando sus webs.

3. Correo electrónico

El envío indiscriminado por correo electrónico de ofertas comerciales no solicitadas, fenómeno conocido como spam, es muy utilizado por los chiringuitos. Es frecuente que la lista de destinatarios de estos correos sea obtenida de forma ilícita, vulnerando la normativa sobre protección de datos personales. Normalmente una empresa “seria” no utiliza técnicas de spam para llegar a su público objetivo, puesto que son prácticas que invaden la privacidad del consumidor. En este sentido, la normativa vigente establece que las comunicaciones comerciales deben identificarse como tales y prohíbe su envío por correo electrónico salvo que hubieran sido previamente solicitadas o expresamente autorizadas por el destinatario.

4. Anuncios

Estas empresas también suelen recurrir a la publicidad en periódicos, revistas o televisión para ofrecer sus inversiones de alta rentabilidad y poco riesgo.

5. Referencias personales

Quizás este sea el canal de contacto más efectivo para los chiringuitos, que se aprovechan de que las personas solemos tomar decisiones de inversión en base a las recomendaciones que recibimos de nuestros conocidos o familiares. En base a ello, llegan a pagar grandes beneficios a sus primeros clientes, los cuales confían en su gestión y lo divulgan entre sus círculos cercanos, lo que les proporciona nuevos clientes. Los primeros inversores al principio obtendrán rendimiento, después todo serán pérdidas, de tal modo que cuando la entidad haya conseguido la suficiente masa crítica no responderá a las solicitudes de reintegro del capital y desaparecerá con todo el dinero aportado, realizando una estafa piramidal en toda regla.

 

 

 

 

 

Seis técnicas de persuasión utilizadas por los chiringuitos financieros

Mario Cantalapiedra – Economista

La coyuntura actual en la que los bancos están ofreciendo a los ahorradores tipos muy bajos de interés por su dinero, puede ser propicia para que algún inversor mal informado caiga en las redes de los llamados chiringuitos financieros (no confundir con los playeros, en cuyas redes más de uno querría estar atrapado a estas alturas del año). No, me refiero a empresas que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para ello, utilizando malas prácticas y que básicamente lo que persiguen es estafar el dinero a sus clientes. Como advierte la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las técnicas de persuasión de estas empresas son cada vez más sofisticadas, no obstante, las seis siguientes las suelen utilizar con asiduidad:

1. Predicciones acertadas

Consiste en realizar un número elevado de llamadas a posibles clientes, en las que la entidad se presenta y, sin solicitar dinero, afirma estar segura de la subida (a una mitad de las llamadas) o bajada (a la otra mitad) de un determinado valor bursátil. En los días siguientes se repite el procedimiento pero solo con el grupo a quien se realizó la predicción acertada y así sucesivamente. Al cabo de unos días, quedarán unos cuantos clientes convencidos de su poder de predicción en los mercados financieros, dispuestos a entregarles sus ahorros.

2. Apariencia de respetabilidad y éxito

Los responsables de los chiringuitos financieros suelen vestir con elegancia y alquilar oficinas de lujo. Saben que parecer respetables y expertos en los mercados es clave para conseguir clientes.

3. Explicaciones incomprensibles y uso de tecnicismos

Los responsables de estas empresas hablan de mercados lejanos y exóticos con seguridad y dominio de tecnicismos que les hacen parecer expertos. El objetivo es que el cliente no entienda nada y opte por confiar su dinero en ellos.

4. Ofrecimiento de grandes beneficios con pocos riesgos

Los chiringuitos financieros prometen rentabilidades muy superiores a las que pueden obtenerse de una inversión convencional, con un riesgo mínimo en comparación a las ganancias que se pueden lograr. Como recuerda la CNMV, y es algo que no me canso de repetir, rentabilidad y riesgo van siempre unidos (la posibilidad de obtener rendimientos más altos implica tener que asumir más riesgo).

5. Insistencia para que se adopte una decisión inmediata

Los chiringuitos financieros buscan la respuesta rápida de los posibles clientes, intentan convencerles de que son oportunidades únicas, ya que saben que, si los ahorradores meditan las operaciones que les plantean o piden asesoramiento profesional, probablemente rechacen las ofertas.

6. Presión psicológica

La conversación al principio, ya sea por teléfono o mediante cualquier otra vía que utilice el personal del chiringuito financiero, suele comenzar de forma cordial, pero si el posible cliente muestra resistencia es habitual que los argumentos y modos sean cada vez más agresivos. Según la CNMV, esta es una diferencia fundamental con las entidades autorizadas, cuyos comerciales siempre respetan el derecho del posible cliente a no estar interesado en la operación que se les plantea.

Por tanto, lo mejor que puedes hacer cuando tengas dudas sobre una oferta de inversión que recibas de una entidad desconocida, es contactar con la CNMV para asegurarte de que está autorizada, registrada y supervisada.

Riesgos que se ciernen sobre el crecimiento económico español

Mario Cantalapiedra – Economista

Se acaban de publicar las nuevas proyecciones macroeconómicas de la economía española para el período 2016-2018 realizadas por la Dirección General de Economía y Estadística (DGEE) del Banco de España (BdE), con las que sus expertos contribuyen al ejercicio conjunto de previsión del Eurosistema. Si importantes son las proyecciones, que por primera vez aportan datos sobre 2018, no lo son menos los análisis que las acompañan, sobre los que me gustaría referirme.

En primer lugar, desde el BdE se espera que la actual fase expansiva de la economía española se prolongue hasta 2018, aunque a un ritmo cada vez menor. De este modo, se prevé que el PIB crezca este año un 2,7 por ciento, pero aumente a menor ritmo en 2017 y 2018 (a un 2,3 y 2,1 por ciento, respectivamente). La expansión del PIB seguirá apoyándose fundamentalmente en la demanda nacional con crecimiento del consumo de los hogares y de la inversión empresarial.

En cuanto a la evolución de precios, el organismo supervisor piensa que en 2016 será negativa, pero tanto en 2017 como en 2018 volveremos al terreno positivo, debido a la recuperación proyectada para el precio del crudo y a un repunte, modesto en la opinión del BdE, de la inflación subyacente, es decir, de aquella que no tiene en cuenta en su cálculo la variación de precios de productos energéticos y alimentos sin elaborar.

En lo que se refiere a la tasa de paro, el BdE es moderadamente optimista y cree que se seguirá creando empleo en los próximos años, de tal modo que al final de 2018 la tasa se sitúe en el 17,3 por ciento de la población activa.

Pero fundamentalmente me interesa destacar aquí los riesgos que pueden afectar al crecimiento económico español, y que observan los expertos de la DGEE en los dos ámbitos siguientes:

A nivel internacional

  • Incertidumbres acerca de la evolución de la economía global, especialmente de algunas economías emergentes.
  • Hipotética intensificación de las tensiones geopolíticas en ciertas áreas.
  • Resultado final del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE.

A nivel nacional

  • Prolongación del período sin Gobierno en España puede llevar a que los agentes económicos pospongan en el corto plazo decisiones de gasto.
  • En el ámbito fiscal, esta incertidumbre política afecta tanto a la pauta temporal del proceso de consolidación fiscal como a su composición y, por tanto, al efecto final del mismo sobre la actividad económica.

C_Trim_04

Las empresas españolas se resignan a cobrar más tarde del vencimiento

Mario Cantalapiedra – Economista

Aunque el retraso intencionado tiene un peso importante, la razón principal por la que las empresas cobran tarde sus facturas de clientes es la falta de disponibilidad de fondos por parte de estos, según se desprende del Noveno Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, algo que, por otra parte, viene a confirmar los resultados de Estudios anteriores. Más lejos quedan el resto de motivos para el retraso, como la complejidad de los procedimientos de pago, las disputas sobre la calidad de los bienes o servicios o la facturación incorrecta. La liquidez es un divino tesoro para las empresas, de ahí que, en mi opinión, la falta de fondos para hacer frente a las obligaciones a corto plazo sea el principal riesgo que hoy deben gestionar los responsables financieros, como manifesté el pasado 10 de mayo en mi intervención en el Manager Business Forum de Barcelona.

5

De otros datos aportados por el Estudio, resulta especialmente interesante comprobar en qué momento consideran las empresas que un crédito pasa a ser moroso. Solamente el 21 por ciento de las empresas encuestadas, creen que lo es si no se produce el pago en la fecha de vencimiento. Es decir, parece que la mayoría de las compañías (el 79 por ciento) dan por hecho que cobrarán más tarde de lo pactado. Dentro de esta categoría de empresas “resignadas”, para el 28 por ciento, el crédito es moroso cuando transcurren más de 30 días desde la fecha de vencimiento, para el 15 por ciento, cuando pasan más de sesenta días, y para el 36 por ciento, han de pasar 90 días desde el vencimiento para considerar un crédito moroso. En las últimas ediciones del Estudio estos porcentajes se han mantenido bastante estables como puedes ver en el gráfico.

4

Siete partidas para el análisis rápido del riesgo de un cliente

Mario Cantalapiedra – Economista

Cuando se analiza el riesgo de crédito comercial de un cliente, puede ser muy útil conocer de forma rápida la evolución de una serie de partidas que se consideren significativas. De tal modo que, a partir de este conocimiento, se deduzca la necesidad o no de hacer un análisis más profundo. Evidentemente no resulta sencillo llegar a un consenso de las partidas que debe recoger dicho análisis rápido, teniendo en cuenta, por ejemplo, las restricciones de información pública con las que contamos (hay datos significativos que querríamos saber y no podemos conocer a partir de la contabilidad oficial). No obstante, creo que puede ser muy interesante conocer la evolución de las siguientes siete partidas de los clientes:

Ventas (Importe neto de la cifra de negocios)

Incluye el importe de las ventas de mercaderías, de productos terminados, de productos semiterminados, de subproductos y residuos, de envases y embalajes y de las prestaciones de servicios correspondientes a las actividades ordinarias de la empresa, menos el importe de cualquier descuento realizado (por pronto pago, por devoluciones de ventas o por haber alcanzado un determinado volumen de pedidos), menos los impuestos que, como el IVA, deban ser objeto de repercusión. Fundamentalmente será importante vigilar las caídas significativas de las ventas del cliente de un ejercicio a otro.

Resultado neto

Diferencia entre el total de ingresos y el total de gastos en un ejercicio. En este caso, un cliente que sufra una disminución significativa de su resultado neto puede tener problemas para afrontar sus obligaciones de pago.

Total activo

Conjunto de bienes, derechos y otros recursos controlados económicamente por la empresa, resultantes de sucesos pasados, de los que se espera obtener beneficios o rendimientos económicos en el futuro, o, dicho de modo más sencillo, lo que tiene una empresa. Es importante observar si el activo del cliente crece o decrece con el paso del tiempo.

Patrimonio neto

Representa la parte residual de los activos de la empresa (lo que tiene) una vez deducidos todos los pasivos (lo que debe). Es, por tanto, el dinero que pertenece a los propietarios. Resulta muy preocupante que un cliente tenga un patrimonio neto negativo, en esa situación lo que debe (pasivo) es superior a lo que tiene (activo).

Fondo de maniobra

Diferencia entre activo corriente y pasivo corriente. Proporciona una medida de la adecuación entre activos a corto plazo y pasivos al mismo plazo, que, en principio, deben financiarlos. Si la diferencia es positiva, una parte del activo a corto es financiada con recursos permanentes (patrimonio neto y pasivo no corriente) permitiendo la existencia de un colchón de liquidez en el cliente. No obstante, un fondo de maniobra positivo también supone unas mayores necesidades de financiación de los activos corrientes que no pueden cubrirse con fuentes de financiación a corto plazo. Por tanto, conviene que el cliente tenga un fondo de maniobra adecuado para el sector. Incluso es habitual que en muchos sectores (agencias de viajes, gran distribución, etcétera) sea negativo.

Endeudamiento a corto plazo

Básicamente recoge las obligaciones con terceros vinculadas al ciclo normal de explotación (vencimiento menor o igual a un año) y otras obligaciones con vencimiento menor o igual a un año. Es lo que una empresa debe a corto plazo (por ejemplo, a un proveedor o a un banco). Si el endeudamiento a corto plazo del cliente se dispara, habrá que analizar los motivos por si ello puede afectar a sus compromisos de pago.

Número medio de empleados

Personal asalariado de la empresa (cifra media del ejercicio). Una caída muy significativa de esta cifra puede indicar una mala situación del cliente.

A continuación puedes ver la evolución de las siete partidas mencionadas, de una forma rápida y visual, en el caso del Grupo Isolux Corsán entre 2010 y 2014. Los datos los he obtenido utilizando la herramienta de inteligencia de negocio Insight View.

Evolución partidas significativas Grupo Isolux Corsán (2010-2014)

isoluxFuente: Insight View.

La banca en la sombra crece en Europa

Mario Cantalapiedra – Economista

Según reconoce el Banco Central Europeo (BCE) en su último Informe Anual, correspondiente a 2015, la banca en la sombra se está convirtiendo en un proveedor de financiación cada vez más importante dentro de la zona euro. Inclusive el rápido crecimiento experimentado por este sistema financiero en los últimos años hace que existan dificultades a la hora de definirlo. De entre las propuestas existentes, destaca la del Consejo de Estabilidad Financiera (Financial Stability Board – FSB), con sede en Basilea, y que reúne a las autoridades nacionales responsables de la estabilidad financiera, instituciones financieras internacionales, agrupaciones internacionales de reguladores y supervisores, comités de expertos de los bancos centrales y al propio BCE. Pues bien, según el FSB, la banca en la sombra “consiste en la intermediación de crédito con entidades y actividades fuera del sistema bancario regulado”.

En sentido amplio, se incluyen dentro de esta definición a todas las instituciones financieras no bancarias, excepto a las empresas de seguros y los fondos de pensiones. En concreto, las siguientes instituciones:

  • Fondos de inversión del mercado monetario (FMM).
  • Fondos de inversión distintos de los fondos del mercado monetario.
  • Sociedades instrumentales dedicadas a operaciones de titulización de activos (FVC).
  • Otras instituciones financieras.

Aunque en el mencionado Informe Anual del BCE se señala que la banca en la sombra está creciendo a nivel mundial, la zona euro es una de las regiones donde su ritmo de crecimiento resulta más acelerado. Según el supervisor bancario europeo, los activos totales del sector bancario en la sombra de la zona euro se han duplicado con creces en los últimos diez años. En concreto, con datos disponibles referidos a septiembre de 2015, y como puedes ver en el gráfico que acompaña este texto, de los activos totales del sistema financiero de la zona euro, que ascienden a 67 billones de euros, son más de 26 billones los que están en manos del sector bancario en la sombra, es decir, casi un 40 por ciento del total.

Es importante señalar que el BCE considera que la banca en la sombra constituye una fuente significativa de riesgo potencial para la estabilidad del sistema financiero de la zona euro y, por tanto, requiere un atento seguimiento.

Evolución activos zona euro en manos de banca en la sombra (I TR 1999 – III TR 2015, billones de euros)

 1

Fuente: Informe Anual 2015, Banco Central Europeo.

Análisis de clientes por antigüedad de vencimientos

Mario Cantalapiedra – Economista

Con el término en inglés “ageing” se designa el análisis de los saldos de las cuentas pendientes de cobro (clientes) por antigüedad de vencimientos, el cual resulta muy útil dentro de la gestión del riesgo de crédito comercial. En dicho estudio se trata de reflejar la evolución en el tiempo de los importes debidos por cada cliente, teniendo en cuenta los retrasos sobre los vencimientos pactados de antemano. De este modo, se puede conocer, en un momento determinado, cuál es el riesgo que acumula un cliente, diferenciado deuda vencida y no vencida. Lo normal es distinguir para cada uno de ellos, su deuda total, su deuda no vencida y su deuda vencida clasificada en distintos tramos, como, por ejemplo, los siguientes (*):

  • De 1 a 30 días.
  • De 31 a 60 días.
  • De 61 a 90 días.
  • De 91 a 120 días.
  • De 121 a 360 días.
  • Más de un año.

Es un análisis que permite al responsable de la gestión de riesgos detectar los retrasos en el cobro y priorizar sus acciones de reclamo, debiendo realizarse cada cierto tiempo, en función de cuál sea la dimensión de la empresa y del volumen de clientes, por ejemplo, cada mes. A efectos operativos, puede utilizarse una hoja de cálculo que se alimente con los datos necesarios, adaptada a las circunstancias específicas de la empresa. No obstante, las nuevas herramientas de inteligencia de negocio, que permiten una gestión del riesgo del cliente más global, lo incluyen, y lo hacen a partir de la carga de los datos sobre las facturas de los clientes, permitiendo un análisis muy visual de la evolución en el tiempo de la deuda del cliente, como puedes ver en el ejemplo.

“Ageing” de un cliente

j

Fuente: Insight View.

(*) Tramos que utiliza la herramienta de inteligencia de negocio Insight View.

Leer artículos anteriores: Pág. Anterior 1 2 3 4 5 6 Pág. Siguiente