Archivo de la etiqueta: SEPA

TIPS: El nuevo servicio de transferencias inmediatas del BCE

Mario Cantalapiedra – Economista

Desde finales de noviembre de 2018 se encuentra disponible el nuevo servicio de liquidación de pagos inmediatos TIPS (Target Instant Payment Settlement), el cual ha sido puesto en marcha por el Banco Central Europeo (BCE). TIPS permite la liquidación de transferencias inmediatas entre entidades de crédito a nivel europeo, facilitando que empresas y particulares puedan efectuar pagos en tiempo real, las 24 horas del día y los 7 días de la semana. El importe de estas transferencias se encuentra limitado a 15.000 euros, recibiéndose el dinero en menos de 10 segundos, de ahí lo de “inmediatas”.

Curiosamente el servicio TIPS se inauguró “oficialmente” desde España el pasado 30 de noviembre de 2018, con el envío de efectivo desde una cuenta domiciliada en Caixabank a otra domiciliada en el banco francés Natixis, en una operación que tardó únicamente 3 segundos en completarse.

En España ya teníamos operativa desde febrero de 2018 una infraestructura interbancaria nacional de pagos inmediatos, gestionada de forma privada por la Sociedad Española de Sistemas de Pago (Iberpay), la cual ha sido conectada con este nuevo servicio del BCE, de tal modo que las entidades financieras españolas ya pueden emitir y recibir transferencias inmediatas con otras entidades europeas participantes en TIPS. Si la infraestructura gestionada por Iberpay es una iniciativa de tipo privado, TIPS tiene carácter público, pudiendo las entidades financieras optar por utilizar una u otra vía, sin que sus clientes, en principio, perciban la diferencia.

En cualquier caso, las transferencias inmediatas son voluntarias para las entidades financieras, por lo que habrá que consultar en cada caso si las ofrecen o no, y en caso afirmativo el coste que repercuten por este servicio, teniendo en cuenta que cada entidad es libre para decidirlo.

Según los últimos datos de Iberpay, en 2018 se realizaron 24.627.248 transferencias inmediatas, que representaron el 4,1 por ciento del total de transferencias realizadas. Y en lo que se refiere al importe transferido, se superaron los 18.500 millones de euros, lo que supone el 1,5 por ciento del importe total.

 

Transferencias realizadas en España en 2018qFuente: Elaboración propia a partir datos Iberpay.

Transferencia inmediata de dinero a través de los bancos

Mario Cantalapiedra – Economista

Con el objetivo de facilitar a las entidades bancarias el desarrollo de nuevos servicios digitales atractivos y eficientes que potencien el valor de la cuenta corriente y refuercen su posición competitiva, y bajo el impulso del Banco Central Europeo, se han introducido en Europa las denominadas transferencias SEPA inmediatas, que en España se encuentran operativas desde el pasado 14 de febrero, y que vienen a complementar a las transferencias SEPA ordinarias.

Hay que recordar que el área SEPA, zona donde particulares, empresas y otros agentes económicos pueden hacer y recibir pagos en euros, desde una única cuenta bancaria en cualquier lugar de la zona y utilizando un único conjunto de instrumentos de pago, con mismas condiciones básicas, derechos y obligaciones, está formada por los 28 países de la UE más Liechtenstein, Islandia, Noruega, San Marino, Suiza y Mónaco. Habrá que ver qué ocurre con el Reino Unido si finalmente se ejecuta el “Brexit”.

Las transferencias SEPA inmediatas, hoy por hoy, son voluntarias para las entidades financieras. De este modo, y a pesar de que en España la infraestructura interbancaria para realizarlas se encuentra operativa desde el 14 de febrero, hay muchas entidades que no las ofrecen en la actualidad, por lo que si deseas utilizarlas deberás consultar con la que trabajes. Las principales características de las transferencias SEPA inmediatas son las siguientes:

  • El pago ha de realizarse en euros.
  • Es un servicio que está disponible todos los días del año las 24 horas del día.
  • Se realizan de forma inmediata. El tiempo que tarda en llegar el dinero a la cuenta del beneficiario se reduce desde el día hábil siguiente a la fecha de emisión de las transferencias ordinarias hasta los 10 segundos.
  • El importe máximo por operación es de 15.000 euros.
  • Su precio (coste de emisión) depende de cada entidad y de la relación que mantenga con el cliente.

Según los últimos datos de la Sociedad Española de Sistemas de Pago (Iberpay), encargada de la gestión del sistema de pagos español al por menor, durante lo que llevamos de 2018 se han realizado 8.666.853 transferencias inmediatas, que representan aproximadamente el 2,3 por ciento del total de transferencias realizadas. En cuanto al importe de las operaciones, representan el 0,9 por ciento del importe total. Es previsible que estas cifras vayan aumentando en la medida que aumente el número de entidades bancarias que ofrecen el servicio.

Transferencias SEPA realizadas en España (enero-agosto 2018)Imagen1Fuente: Elaboración propia a partir datos Iberpay.

Las transferencias SEPA se consolidan como el instrumento de pago más utilizado

Mario Cantalapiedra – Economista

En base a los datos publicados por el Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE), sistema español que procesa las transacciones originadas con instrumentos de pago al por menor, las transferencias SEPA son el medio de pago más utilizado si se tiene en cuenta el importe total de las operaciones efectuadas. Te recuerdo que estas transferencias son el instrumento de pago básico para efectuar abonos en euros, sin límite de importe, entre cuentas bancarias de clientes en el ámbito de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA), de forma totalmente electrónica y automatizada, y cuya utilización es obligatoria en España desde el 18 de marzo de 2014.

Pues bien, si se toma como referencia el período transcurrido entre enero y noviembre de 2015, estas transferencias representaron el 64 por ciento de importe total de las operaciones procesadas por el SNCE, seguidas a mucha distancia por los cheques y pagarés, que representan el 17,2 por ciento. A continuación se sitúan los adeudos directos SEPA, con un 15,7 por ciento del total, los efectos, con un 3 por ciento y el resto de instrumentos de pago (entre los que se incluyen los cheques carburante, los cheques de viajes y las operaciones residuales) con un modesto 0,1 por ciento.

Si sumamos a las transferencias los adeudos directos, encontramos como la suma de estos dos instrumentos adaptados a SEPA, representan casi el 80 por ciento del total, por lo que se comprueba como nuestro mercado de pagos va optando mayoritariamente por el uso de los mismos, aunque con una clara preferencia por la transferencia.

Realmente que el medio más utilizado sea la transferencia, desde una óptica empresarial de gestión del riesgo comercial, supone que, en la mayor parte de los casos, la iniciativa de pago la tenga el cliente, a diferencia de lo que ocurre con otros medios como los adeudos directos.

La desaparición el 1 de febrero de los productos nicho (anticipos de crédito, gestionados a través del cuaderno 58, y remesas de efectos, vinculados al cuaderno 32), que, en principio, han de migrar a cualquiera de los esquemas de adeudos directos SEPA (Core o B2B), habrá que ver cómo afecta a esta clasificación de instrumentos más utilizados.

Importe de operaciones por subsistema de pago (enero-noviembre 2015)

Imagen1

Fuente: Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE)

SEPA: Cambios que entran en vigor el 1 de febrero de 2016

Mario Cantalapiedra – Economista

El próximo 1 de febrero es la fecha límite para que se realice en España la migración a la zona única de pagos en euros (SEPA) de los denominados productos nicho, es decir, de los anticipos de crédito a los que se refiere el cuaderno 58 (créditos comunicados mediante fichero informático para su anticipo y gestión de cobro), y de los recibos incluidos en el cuaderno 32 (remesas de efectos en fichero informático de clientes a entidades financieras). Te recuerdo que la comunidad bancaria española solicitó, en su día, prolongar la fecha de migración de estos instrumentos de pago con objeto de minimizar el impacto en sus clientes y poder adaptar sus negocios. Pues bien, a partir del 1 de febrero, no se podrán utilizar más, ni los anticipos de crédito (cuaderno 58), ni lo recibos (cuaderno 32), los cuales habrán de ser sustituidos por adeudos directos SEPA en alguna de sus dos modalidades: básica (Core) o B2B.

En cuanto al formato con el que se deben emitir los adeudos, todos los usuarios estarán obligados a utilizar el XML ISO 20022, a excepción de los consumidores y las microempresas (aquellas que cuentan con menos de 10 empleados y una cifra de negocio anual o un balance general anual no superior a 2 millones de euros), que podrán seguir utilizando formatos de texto plano (TXT).

Un tema que preocupaba especialmente a las empresas, fundamentalmente a las pymes, era el de poder seguir recurriendo a la financiación, en este caso, de los adeudos directos. Lo cierto es que podrán hacerlo si cuentan con línea financiera en el banco y añaden al fichero la etiqueta FSDD, la cual indicará la orden de anticipar los adeudos. Esta etiqueta será válida tanto para los adeudos directos SEPA que se emitan en la modalidad básica como en la B2B.

El 1 de febrero también dejará de ser necesaria la comunicación del BIC (código de identificación bancaria) en las operaciones de pago transnacionales dentro de SEPA, de tal modo que el IBAN (código internacional de cuenta bancaria) será el único código identificador necesario para realizar cobros y pagos tanto nacionales como transnacionales dentro de esta zona. Por otro lado, también en esta fecha termina el plazo para que los proveedores de servicios de pago ofrezcan a sus clientes servicios de conversión gratuitos de CCC (código cuenta cliente) a IBAN.

Análisis del Octavo Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España

Mario Cantalapiedra – Economista

Según el Octavo Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, realizado por Crédito y Caución e Iberinform con el soporte académico del IE Business School, una de cada tres empresas españolas (el 34 por ciento) ha sufrido un impago significativo en los últimos 12 meses. Por tanto, se sigue confirmando la mejora del dato a lo largo de la serie histórica (te recuerdo que la cifra en el estudio anterior, presentado en la primavera de 2014, ascendía al 43 por ciento). En palabras de Ignacio Jiménez, director comercial y marketing de Iberinform, “el PIB y la morosidad son como un espejo, en la medida que mejora uno, mejora la otra”. La duda que surge aquí es que al venir de un período donde las empresas, ante la presencia de un entorno muy hostil, han congelado de forma generalizada sus decisiones de inversión, contentándose con capear el temporal trabajando con los clientes más “seguros”, ello haya podido incidir en una menor morosidad. Ahora que el ciclo parece invitar a crecer, a tomar decisiones más arriesgadas y buscar nuevos clientes, existe la posibilidad de que el porcentaje de impago significativo repunte de nuevo. Piensa que en España, el 98 por ciento de las ventas entre empresas se realizan a crédito, por lo que el riesgo de impago siempre está ahí. Además, y el estudio lo vuelve a confirmar, sigue siendo muy elevado el porcentaje de empresas que cobran de otras compañías por encima del plazo legal de 60 días, en concreto un 54 por ciento del total.

En cuanto a las razones del retraso en el pago de clientes que señalan las empresas, sigue siendo la principal la falta de disponibilidad de fondos, seguida a continuación por la falta de formalidad del cliente. Por su parte, las incidencias del sistema bancario pierden peso de forma significativa como argumento, una vez que bancos y empresas han debido adaptar sus instrumentos de pago a la normativa SEPA.

Resulta algo desalentador comprobar como un porcentaje muy elevado de las empresas consultadas, el 49 por ciento, no ha notado ninguna mejoría en los plazos de pago de las administraciones públicas. Sigo insistiendo que el problema de la morosidad se ha de corregir, en primer lugar, desde lo público, sino seguiremos, como diría un castizo, “mareando la perdiz” en este tema.

Las transferencias SEPA son el medio de pago más utilizado en España

Mario Cantalapiedra – Economista

Las transferencias SEPA son actualmente el medio de pago más utilizado en España si se tiene en cuenta el importe total de las operaciones, tal como informa el Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE), el cual procesa las transacciones originadas con instrumentos de pago al por menor. La transferencia SEPA es un instrumento de pago básico que permite efectuar abonos en euros, sin límite de importe, entre cuentas bancarias de forma electrónica y automatizada. Se puede utilizar cuando las cuentas bancarias del emisor y del beneficiario se sitúan en países pertenecientes al Espacio Económico Europeo (es decir, los veintiocho países miembros de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein y Noruega), y cuando las cuentas están abiertas en entidades bancarias adheridas de Suiza y Mónaco.

Pues bien, en base a los datos acumulados de enero a octubre de 2014, las transferencias SEPA representan más de la mitad del importe total de las operaciones de pago (55,43 por ciento), seguidas a gran distancia por cheques y pagarés (16,87 por ciento) y por adeudos directos SEPA (11,97 por ciento). A continuación se sitúan los anticipos (9,24 por ciento), los efectos (3,12 por ciento), los traspasos, es decir, el envío de dinero entre cuentas de una misma entidad de crédito (3,08 por ciento) y el resto de operaciones, en el que se engloban los cheques carburante, los cheques de caja y las operaciones diversas (0,3 por ciento).

CUADRO_OPERACIONES

Desde el punto de vista de la gestión del riesgo de clientes, esto significa que el medio de pago más utilizado se caracteriza por dejar en la órbita del cliente la iniciativa del pago, a diferencia de otros medios como, por ejemplo, el adeudo directo donde parte del proveedor. Inclusive, es previsible que esta tendencia hacia la transferencia como medio de pago principal pueda consolidarse con la desaparición de los anticipos de crédito (C58) y las remesas de efectos (C32), que todavía permiten la financiación de algunas empresas y que pueden seguir utilizándose hasta el 1 de febrero de 2016. Es importante que los responsables de la gestión del riesgo de clientes en las empresas estén al tanto de esta evolución a la hora de planificar su estrategia.

Exenciones de aplicación de los requisitos SEPA hasta 1 de febrero de 2016

Mario Cantalapiedra – Economista

La Orden ECC/243/2014, de 20 de febrero (publicada en el BOE de 22 de febrero), regula una serie de exenciones de aplicación hasta el 1 de febrero de 2016 sobre determinados requisitos para las transferencias y adeudos directos SEPA en España, que fundamentalmente se refieren a servicios de conversión, productos denominados “nicho” y formatos de archivo a utilizar en las comunicaciones con las entidades de crédito.

Hasta el 1 de febrero de 2016, los proveedores de servicios de pago podrán ofrecer a sus clientes, cuando sean consumidores y exclusivamente para operaciones nacionales, servicios de conversión “gratuitos” del CCC en IBAN, debiendo facilitar al consumidor dicho IBAN antes de que inicie la operación. A estos efectos, se considera consumidor a la persona física que actúa con fines distintos de su actividad comercial, empresarial o profesional en los contratos de servicio de pago. Los proveedores de servicios de pago, oferentes de los servicios de conversión del CCC en IBAN deberán informar a los usuarios de las características del nuevo servicio, así como de las consecuencias que con dicha conversión se producen.

Por su parte, la Orden ECC/243/2014 también regula la prolongación de la fecha de migración a SEPA, hasta el 1 de febrero de 2016, de los considerados productos nicho, instrumentos de pago nacionales con características específicas y uso minoritario. Este aplazamiento ha sido solicitado por las entidades bancarias españolas con objeto de minimizar el impacto en sus clientes y poder adaptar sus negocios. En concreto, se refiere a los siguientes dos instrumentos de pago:

  • A los anticipos de crédito a que se refiere el cuaderno 58 (Créditos comunicados mediante fichero informático para su anticipo y gestión de cobro) de la serie de normas y procedimientos bancarios dictada por la Asociación Española de Banca (AEB).
  • A los recibos incluidos en el cuaderno 32 (Remesas de efectos en fichero informático de clientes a entidades financieras) de la serie de normas y procedimientos bancarios de la AEB. Es importante señalar que la exención se aplicará únicamente a los recibos tramitados a través del cuaderno 32 y no a los pagarés y letras de cambio que también se incluyen en dicho cuaderno y a los que la normativa SEPA no afecta.

En febrero de 2016, los recibos gestionados actualmente por cuadernos 32 y 58 deberán migrar a cualquiera de los esquemas de adeudos directos previstos por SEPA: Core o B2B.

SEPA: La comunicación de los cambios de IBAN a través del nuevo Cuaderno 72

Mario Cantalapiedra – Economista

Con los procesos de concentración y desaparición de oficinas bancarias a los que estamos asistiendo, muchas empresas y consumidores se ven obligados a cambiar sus cuentas bancarias puesto que la oficina o el banco con los que trabajan dejan de existir. En estas situaciones y en otras que puedan llegar a producirse, los cambios de cuentas afectan también a los emisores de recibos domiciliados. Para comunicar estas modificaciones y actualizar la información hasta ahora se utilizaba (o mejor dicho, se debería haber utilizado, ya que ha sido un gran desconocido), el Anexo 5 del Cuaderno 19 de la Asociación Española de Banca (AEB), el cual con la entrada en vigor de SEPA será sustituido, a partir del próximo mes de mayo, por el nuevo Cuaderno 72. Recuerdo que estos Cuadernos, que también se denominan Normas o Folletos, son protocolos de comunicación vía electrónica de las operaciones bancarias, normalizados para las entidades de crédito.

En concreto, el Cuaderno 72, de la serie de normas y procedimientos bancarios, “Comunicación de datos informativos de las entidades a los ordenantes de adeudos directos SEPA”, tiene por objeto facilitar a los acreedores de estos adeudos, ya sea en  modalidad Core o B2B, la información correspondiente a los Códigos Internacionales de Cuenta Bancaria (IBAN) de las cuentas de domiciliación que, por diversos motivos (cierre de oficinas, segmentaciones, concentraciones de entidades de crédito, segregaciones, solicitud del deudor, etcétera) hayan sido modificados y cuya información no les haya sido comunicada por los deudores. El Cuaderno 72 regula el fichero informático normalizado de comunicación para entidades que utilicen el Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE) y, a través de él, las entidades financieras comunicarán los datos modificados únicamente a título informativo. Por tanto, será responsabilidad del acreedor emisor del adeudo directo gestionar la modificación de los mandatos u órdenes de domiciliación correspondientes, así como actualizar sus sistemas de información internos antes de las futuras presentaciones.

El proceso concreto que describe el Cuaderno 72 consiste en que la entidad del deudor comunique a la del acreedor el IBAN de la nueva cuenta en la que está domiciliado el pago, si fuera distinto al informado en la presentación. A continuación la entidad del acreedor deberá hacer llegar a este la información recibida a la mayor brevedad posible desde la recepción de dichos cambios.

Sobre el consentimiento previo al pago de cada adeudo directo SEPA B2B

Mario Cantalapiedra – Economista

Comentaba en un post anterior como la nueva modalidad de adeudo directo SEPA B2B, que puede ser utilizada únicamente para pagos entre empresas, podría servir de ayuda en la gestión del riesgo de crédito y la morosidad del acreedor, debido fundamentalmente a la renuncia del deudor a su derecho de devolución una vez que el cargo está autorizado y efectuado en cuenta. Solamente se permite la devolución de un adeudo B2B dos días hábiles posteriores a su vencimiento por motivos bancarios, es decir, por falta de saldo. Por tanto, esta modalidad de adeudo permite una mayor seguridad en el cobro para la empresa acreedora en cuanto a plazo temporal se refiere.

No obstante, conviene precisar la complejidad que puede tener su operativa en la práctica dependiendo de cómo actúe tanto la entidad bancaria del deudor como el cliente. Para ello debemos acudir a las características de estos adeudos y de su operativa contempladas en los cuadernos de la Asociación Española de Banca (AEB):

  • El adeudo directo B2B puede definirse como un servicio de pago destinado a efectuar un cargo en la cuenta de pago del deudor, en el que la operación de pago es iniciada por el acreedor sobre la base del consentimiento dado por el deudor al acreedor y transmitido por éste a su proveedor de servicios de pago.
  • El deudor tendrá que ser obligatoriamente un no consumidor que domicilia pagos relativos a sus transacciones comerciales mediante el servicio de adeudos directos B2B.
  • Es requisito que las entidades en las que el acreedor y el deudor mantienen sus cuentas de pago, estén adheridas al esquema de adeudos directos B2B.
  • Los adeudos directos B2B serán en euros y se emitirán con destino a países de la zona SEPA. Corresponderán bien a cobros puntuales o a cobros recurrentes.
  • Los adeudos directos B2B deberán acompañarse de ciertos datos de la orden de domiciliación o mandato, donde el deudor haya prestado su consentimiento a ese Adeudo directo. En el caso de que se modifiquen los datos de la orden de domiciliación original, deberá también indicarse que se ha producido una modificación y consignar el dato que se ha modificado.
  • La entidad del deudor recabará de su cliente, en cada uno de los adeudos, el consentimiento previo al pago.

Es precisamente la última característica la que puede complicar más su operativa, puesto que supone que la entidad financiera del deudor cuente con la autorización expresa de cada adeudo B2B antes de efectuar el cargo en cuenta. Para subsanar esta situación, en principio, la empresa deudora debería entregar en su banco copia del mandato que autoriza el adeudo y cuyo original firmado se ha entregado al acreedor, obligado a su custodia. Esto supone que es el cliente, y no el acreedor, el que deberá estar pendiente de este trámite para evitar la devolución del adeudo B2B.

Modificación del calendario de migración a adeudos directos y transferencias SEPA en España

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión de Seguimiento de la Migración a SEPA, órgano destinado al seguimiento de la transición a la SEPA en España, compuesta por asociaciones bancarias, infraestructuras procesadoras de pago y representantes de la comunidad bancaria española en el plenario del Comité Europeo de Pagos (EPC), ante la propuesta de la Comisión Europea de permitir un período adicional para el proceso de transferencias y domiciliaciones usando formatos nacionales (que en principio deberían desaparecer el próximo 1 de febrero, según el plan inicial), ha fijado el siguiente nuevo calendario de adaptación:

1 de febrero de 2014

  • Fecha límite fijada en el Reglamento 260/2012 a partir de la cual los tradicionales instrumentos de pago nacionales (salvo los productos nicho) deberán haber sido sustituidos por instrumentos de pago SEPA.
  • Fecha límite en la que se dejarán de aceptar en el Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE) las Órdenes de Traspasos de Efectivo (OTEs).
  • Supresión definitiva en las comunicaciones a clientes del CCC, siendo sustituido por el IBAN. No obstante, en la web www.sepaesp.es está a disposición de la clientela la herramienta de verificación de IBAN/BIC.

18 de marzo de 2014

  • Fecha límite a partir de la cual el SNCE dejará de procesar transferencias con los formatos y reglas nacionales tradicionales.

Mayo 2014

  • Entrada en vigor del folleto 72.

10 de junio de 2014

  • Salvo para las operaciones generadas con productos nicho, a partir de esta fecha el SNCE no procesará operaciones de adeudos domiciliados conforme a las reglas y formatos nacionales tradicionales.

1 de febrero de 2016

  • Fecha límite de validez de las exenciones autorizadas.

Por tanto, se articula un período adicional de adaptación a los formatos SEPA para transferencias y adeudos directos durante el que podremos seguir trabajando con los formatos nacionales que venían siendo utilizados hasta la fecha. En el caso concreto de las transferencias se amplia el plazo hasta el 18 de marzo de 2014, mientras que los recibos domiciliados en formato nacional seguirán teniendo validez hasta el 10 de junio de 2014.

Leer artículos anteriores: 1 2 Pág. Siguiente